Una charla con tu abuela, puede marcar tu vida.

Vamos a definir que es el amor, para comprender más tarde porque una charla con tu abuela puede marcar tu vida.

El amor es mucho más que las historias románticas de dos personas enamoradas. El amor nos hace vibrar, nos transforma, nos eleva, nos empuja, nos enseña… Desde el amor todo tiene más fuerza, comenzando por el amor a ti mismo, a ti misma, el amor propio, querernos mucho, ese amor que nos inunda traspasa las barreras de nuestra piel y se comparte, con las personas que nos rodean, en nuestros actos, en nuestras palabras, en nuestro día a día.

Por eso hoy 14 de febrero quiero compartir una conferencia de Rozalen que habla porque es tan importante hablar con nuestros mayores, he llegado a ella de casualidad y como hace días que pienso en mi abuela, en sus historias y en lo mucho que la echo de menos, mientras me tomaba mi café después de desayunar, he puesto la conferencia y me he regalado este tiempo.

Mezcla de emociones.

He terminado llorando, llorando mucho, aún ahora mientras escribo sigo llorando. Lloro de emoción, muchas emociones encontradas.

  • Tristeza: Por echar de menos esos momentos que pasaba con mi abuela escuchándola.

  • Alegría: Por haber tenido la suerte de haber escuchado su historia. Amo mucho a mi abuela, fue una mujer valiente, amorosa y muy buena. 

Y se mezclan todos los sentimientos.

  • Orgullo, admiración, amor, pena, sensibilidad, vulnerabilidad.

Y con todo este montón de sensaciones he cambiado el tema del que quería hablarte hoy (lo escribiré luego para la semana que viene) y aquí estoy, emocionada y compartiendo este momento contigo.

Historia de mi abuela.

Siempre hablo de una abuela la materna, porque la paterna a la que también quería muchísimo, nos dejo cuando yo solo tenía 5 años, entonces estos momentos de complicidad siendo yo más consciente para retener y fortalecer esos lazos no fueron posibles.

Mi abuela fue una mujer muy fuerte, ella nació en Manresa, creció, vivió, se enamoró, …. todo en Manresa, eran una familia humilde, padre y madre y dos hijas y un hijo.

La guerra

Una familia trabajadora, feliz, con sus cosas como todas las familias, pero cuando llego la guerra todo se descoloco, igual que en muchas otras familias la guerra fue un echo rompedor, que dejo muchas secuelas, familias rotas y muchas heridas abiertas que permanecieron así durante mucho tiempo y aún muchas de ellas siguen sin cerrarse.

Su hermano se fue a Francia más tarde se iría su padre y con el tiempo también se tuvo que ir la madre. Ella, Rosalia así se llamaba, estaba casada con Joan, mi abuelo, era un chico que venia de haber vivido la crueldad de la guerra en Barcelona, una de las bombas cayo en su casa, en una parte de la casa quedo el hermano y en la otra derribada estaba la madre, el y su hermano se criaron con la tía.

Descendencia.

Mis abuelos tuvieron 10 hijos, 2 chicos y 8 chicas. El primer varón murió al poco de nacer y una de las chicas murió muy pequeña por un problema en la cabeza. Eran dos historias que mi abuela tenía muy presentes siempre, las perdidas de los hijos permanecen por siempre y eso lo aprendí con ella, ella quería a todos sus hijos mucho y por eso ayudaba a los que estaban aquí siempre y recordaba a los que se fueron.

Nota: También quería mucho a todos sus nietos y nietas y yo doy fe de ello de todo el amor tan puro que me dio.

Todas esas vivencias, esos miedos, abusos por parte de los que la tenían que proteger, sentimiento de abandono, se pasaron a sus descendientes.

Más allá.

Dentro de toda esta historia están las profundidades de cada parte, y como las alegrías y las penas que ella sintió, se trasladaron a los corazones de la familia que veníamos detrás.

Tuve la suerte de escucharla para llegar a comprender y sanar patrones instalados en mi, a través de mi abuela y de mi madre, poder hacer el proceso de entender, transformar y poner amor en las situaciones que esos patrones creados por las vivencias de mi abuela de miedo, sensación abandono, abusos, perdida y duelo.

Fortalecer y transformar la relación con mi madre y aprender a ser madre transformando lo que no quería ser y fortaleciendo lo que si quería ser.

Gracias a….

Gracias a todas las enseñanzas que recibí de mi abuela y de mi madre, hoy yo tengo una relación llena de amor con mi hijo y ese junto a otros aprendizajes me hacen ser quien soy yo hoy.

Comparto una foto con mi abuela –>

En fin, aquí esta la historia contada por encima, sin detalles, si tu que estas leyendo esto quieres saber la historia que creo ese dolor y como se transformo, dímelo y si puede ayudar a sanar esos procesos en tu familia, escribiré con más detalle.

Mientras doy fuerza al mensaje de Rozalen en el vídeo que te dejaré aquí abajo.

Párate un momento, habla con tus mayores, pregunta, escucha, sin juicios, sin prisas y con mucho amor.

Vídeo:

Y ahora dime tu:

¿Cómo te sientes?

¿Cuál es tu historia?

Por instagram es por donde estoy más activa

Cursos online entrando en este enlace

Pilar Ramírez

FacebookTwitter,Instagram y Youtube

Categorías: Blog

8 comentarios

Nadia Argote · 15/02/2020 a las 00:30

Hola! Muy guapas, las abuelas son muy importantes si me preguntas que sería de mi si mi abuela te diría que no sería la misma. Me gustaría que veas todo lo que aprendes de ella, me pone difícil decir algo reconfortante, extraño a la mía hasta para respirar ella me hacía reír y si aveces tengo un mal día me viene en automático un momento un recuerdo agradable y mi día cambia. Mi despertar es ese olor a café, mi desayuno diciéndome vas tarde amo Oliva Maestre, dudó que lea los mensajes que siempre le pongo quiero que me esperé porque la necesito. Te mando amor, abrazos.

Nido Colectivo · 15/02/2020 a las 00:48

Hola Pilar 🙂

Sin duda cuando hablamos con los abuelos y abuelas conocemos el porqué de muchas cosas, en el sentido de que aprendemos de donde viene una costumbre familiar o una actitud. Con lo que hablas de poder sanar y de algún modo desprenderse de actitudes que vienen de herencia, lo entiendo completamente. Hay actitudes que son tóxicas y de eso hay que deshacerse para poder entablar relaciones saludables con los hijos u otros miembros de la familia. Un buen post, gracias por compartir

Mar Pedreira · 15/02/2020 a las 09:44

Estoy totalmente de acuerdo que las abuelas marcan nuestro carácter y nos enseñan a tener unos sentimientos especiales. Mi abuela fue muy importante durante mi vida y me acuerdo muchísimo de ella, de sus grandes frases y de su fiel amor. Una historia preciosa y las dos guapísimas. Un beso a las dos.

Yolanda Morales · 15/02/2020 a las 23:44

Uf Pilar, cuanto me ha emocionado leer tu historia. Para mí mi abuela materna fue alguien que me marcó muchísimo, tuve la suerte de vivir con ella hasta los 18 años en que me marché de casa. Aún recuerdo sus historias (esas historias marchadas por las perdidas de una guerra y una postguerra que destrozaron a tantas y tantas familias) Cuantas horas pasé escuchando esos mensajes que también le transmitió su madre y también su abuela… y como bien dices, que importante son escucharlos para darnos cuenta de como se van transmitiendo de generación en generación, y como es importante saber dejar de interpretar patrones que ya no nos corresponden. Hermoso artículo y desde luego hermoso mensaje. Muchas gracias.

    Pilar22estaryser11 · 16/02/2020 a las 02:45

    Gracias Yolanda por compartir un poco de ti.

      Lorena Molina · 16/02/2020 a las 18:27

      Hola guapa
      Vaya historia tan emotiva la que has compartido, no fue una vida nada fácil… Uff pone los sentimientos a flor de piel.
      Es bonito y triste recordar a nuestras abuelas! Yo no he tenido la fortuna de tener a las mías el tiempo suficiente como para aprender de sus vivencias, una se fue cuando yo tenía 7 años y la otra cuando tenía 13. De todas formas las recuerdo con mucho cariño y el tiempo que pude estar con ellas lo llevo en mi corazón.
      Un besote.

yonosoymillenium · 16/02/2020 a las 08:23

hola, que gran post y cuanta verdad contiene este post, a mi me hubiera gustado mucho que mis abuelos me explicaran muchas cosas del pasado ya que ellos lo han vivido y me gustaría saber y también ver su punto de vista de esas experiencias. claro que así aprendemos mucho de nosotros, la familia, el pasado, la vida…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: