Ayudar a los que queremos es algo que necesitamos hacer, pero ¿Podemos ayudar sin sobrepasar?

Cuando estamos con pacientes o alumnos y empezamos a implicarnos emocionalmente dejamos de ser objetivos empezamos a saltarnos los limites y dejamos de ser neutrales.
Nos sentimos culpables si la persona no avanza.
A veces llega un momento que no podemos hacer nada por una persona determinada, se nos agotan los recursos y empezamos a a generar estrés por no saber como ayudar en su avance.
Hemos de recordar siempre que somos un puente, un guía… no podemos obligar a nadie ni vivir la experiencia y ni mucho menos superarla por ellos.
Han de poner de su parte, han de querer cambiar y hacerlo de verdad, han de notar ellos mismo como dejan viejos roles y toman unos de nuevos, al principio se hace difícil, las costumbres y las rutinas son costosas de romper para crear unas nuevas, pero es totalmente necesario para nuestro avance y eso, solo puede hacerlo la persona que viene a tratarse o a aprender el curso.

ejemplos de pacientes o alumnos,

1- La persona que crea una dependencia.

A veces tenemos que reconocer que nuestra ayuda no esta siendo la correcta porque dependen de nosotros y eso no es bueno, hemos de guiar y enseñar pero ayudando-les a ser independientes y a desarrollar su potencial y su crecimiento personal.
Mientras estén haciendo un uso constructivo mantente a su lado y observa su crecimiento. En el momento que veamos dependencia, que no saben seguir avanzando sin ti, ni tener una opinión propia, empieza a alejarte despacio.

2- Alguien que siempre pide ayuda pero cuando la recibe no hace su parte pactada.

Creamos un pacto no escrito, yo te doy unas pautas y tu siendo consciente empiezas a trabajar con ellas.
Si vienen, a tu consulta, reciben tu ayuda pero luego no hacen nada por seguir avanzando, es el momento de dejar de creerles y de dar oportunidades, seguir ayudando te creara frustración y la persona esperara que tu hagas todo su trabajo y seguirá fallando.
No se puede ayudar si el interesado no pone de su parte.

3- Tu ayuda provoca que la otra persona se estanque en su vida.

Crear un exceso de preocupación nos lleva a salirnos de nuestras funciones, queremos apoyarles en cada momento, guiar cada paso, …
Vivir la vida por ellos para hacérselo mas fácil!!! no!!! error!!!! no puede ser! Es hora de cortar el vinculo y dejarle crecer a su modo.

4- Para ayudar mientes o te dejas en mal lugar.

No debemos hacer nada que nos haga estar a disgusto con nosotros, si la persona se enfada si no haces eso por ella, déjala enfadarse, ya aprenderá que no era lo correcto.
Es otra manera de enseñar. Piensa que solo puedes ayudar cuando tu estas bien!

5. Te sientes en la obligación de ayudar, por no decir NO!

Esto nos pasa mucho con nuestros familiares, sabemos que no somos las personas adecuadas para ayudar en un proceso de encuentro del camino, pero no sabemos decir no!,
Nos sentimos responsables de esa persona, pensamos
“es que si lo derivo a otro lugar tendrá que ir pagando va justo y yo no le cobro”,
y cuando le hacemos terapia
si le digo esto se lo tomará a mal, mejor no se lo digo, le diré que ya lo hace bien” .
No! No le estamos haciendo ningún favor ni a nuestro familiar ni a nosotros , Saber decir no es muy importante, conocernos, conocer nuestra manera de trabajar, nuestro capacidad de mantenernos neutros es necesario, si crees que no vas a poder no lo hagas, sera un retroceso para ti y la persona.

6- Te ocupa todo tu tiempo.

Estas tan pendiente de esa persona que dejas de llevar a cabo tu rutina y tus tareas diarias por intentar que esta persona este bien, volvemos a pasar el limite.
Si dejamos de ser nosotros mismos, dejamos de tener el equilibrio que necesitamos para poder ejercer nuestro trabajo correctamente.

Es necesario empezar a poner limites para sentirnos seguros.

No ayudar a alguien no significa no hacer tu trabajo, quiere decir que eres honesto, conoces tus limites y no haces que perdáis el tiempo,
Una buena ayuda es derivarlo a un sitio de confianza y luego el paso definitivo de ir o permanecer solo dependerá de él.
Todos estos pasos pueden pasar con un paciente o alumno que crees un vinculo muy estrecho y paséis de la relación profesional a la familiar, y sobretodo pasa con los amigos de toda la vida y familiares.
Con esto no quiero decir que no se pueda tratar a amigos y familia, ni tampoco que no podamos acabar siendo amigos de nuestros pacientes o alumnos.
Quiero decir que nos conozcamos y aprendamos donde están nuestros limites y sepamos expresarlos.
Podemos ayudar a un amigo que se deje ayudar y que ponga de su parte, a un familiar que con cada visita haga un avance, que ese alumno que empezáis a crear una confianza sigue avanzando y creciendo sin dependencias.

El consejo que doy para no sobrepasar esos limites y seguir avanzando es:

CONÓCETE

y Expresa tus sentimientos sin obligaciones.

Esta a sido mi reflexión semanal, he tenido mucho trabajo esta semana (no me quejo todo lo contrario) y en ella me e encontrado a un alumno que le costaba avanzar.
Quería tirar de todos los carros, sin que los responsables se implicaran, estaba creando desgaste en su persona y por eso pensé que debía escribir sobre ello.
Este caso lo e visto muchas veces, yo lo he vivido y me e metido y perdido intentando ayudar anteponiendo mis sentimientos y dejando a un lado “el escucharme”, y con los años poco a poco vas aprendiendo a base de errores cual es el modo correcto para poder ayudar sin dañar ni ser dañado.
Ademas que es el modo que ayuda a que ambos avancemos.

Pongamos-lo en practica.

Quizá te sea útil para tu vida diaria si sobre-proteges mucho a los tuyos, también te irán bien seguir estos consejos.
Gracias por regalarme tu tiempo leyendo este artículo. Te dejo unas preguntas, nos vemos en los comentarios.

¿ Crees que podrán ayudarte estos consejos en tu día a día ?

¿ Eres terapeuta o profesor y te has encontrado en alguno de estos caso ?

¿ Tienes algún ejemplo mas de implicarse demasiado y su aprendizaje de como hacerlo mejor ?

Un abrazo enorme

Por instagram es por donde estoy más activa

Cursos online entrando en este enlace

Pilar Ramírez

Facebook, Fanpage, Twitter,Instagram y Youtube


Pilar Ramírez

Gracias por Estar y gracias por Ser www.facebook.com/estaryser www.twitter.com/estaryserweb www.instagram.com/estaryser

3 commentarios

Mi Rincòn de Salud y Belleza · 26 enero, 2015 a las 08:52

Como ya sabes me encanta tu blog y escpor eso quecteche otorgado un premio, pasate por mi ultimo post, besos!!!

Tejiendo Klingon · 29 enero, 2015 a las 19:21

Muy buena entrada, a veces terminamos peor que a quien queremos ayudar debido a la preocupación 🙂

Mamá Adanyl · 2 febrero, 2015 a las 08:38

Muy buenos consejos. Antes yo era asi, pero con el tiempo he ido aprendiendo que no es bueno. Por que cuando dejas de hacerle favores, el malo eres tu. Así que Ayudar pero con limites… Feliz semana, besos!! ^^

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: