STOP

Stop
Es un ejercicio diario, cada mañana y cada noche durante unos minutos vas a sentarte cómodamente en un lugar tranquilo, puede ser sencillamente en la cama. Cierra los ojos y pon atención a tu respiración, mientras repites la palabra om. Oooo mmmmm …
Los pensamientos siguen produciéndose normalmente pero tú no les prestas atención, sigues repitiendo tu mantra sin voz, internamente. Si tu atención sigue en tu mantra, los pensamientos igual que vienen se van y no te influyen, sólo pasan. Entre un pensamiento desatendido y otro que llega se producen unas décimas de segundo en las que tu mente se a aquietado, es decir, en unos segundos no ha habido pensamientos y la intuición ha podido deslizarse para darte sus mensajes.
Mensajes como: Tienes que ordenar los papeles, no has llamado a mamá como prometiste, relájate más en el trabajo, serénate antes de decir cosas que no sientes, desconecta, haz las cosas por ti no por los demás,…
Cuando empiezas el día aquietándote la intuición te regala sus pautas para que realices. Si las llevas a la práctica puedes ver cómo deja de ser un día normal, convirtiéndose en una experiencia normal llena de armonía.
Cuando lo realizas por la noche te permite descansar físicamente mientras tú puedes realizar otros trabajos en planos sutiles mientras duermes. Es decir por la mañana te levantas descansada/o, pues has permitido parar tu mente antes de ir a dormir y tu cuerpo físico a podido descansar

 

Ejercicio para practicar en cualquier momento: Cuado te torturen pensamientos negativos o los miedos te agobien, visualiza una goma de borrar de color violeta  y borra tus pensamientos y automáticamente pon una señal de Stop para que nada pueda pasar y repítete: Yo soy un ser de luz y nada puede hacer que deje de ser yo. No importa cuantas veces lo realices, lo que interesa es tu despertar, tu toma de conciencia para que poco a  poco vayas cambiando los mecanismos del control de tu mente. Tu eres el que diriges y diseñas tu vida, no lo olvides.
[Total:1    Promedio:5/5]
noviembre 14, 2013

Etiquetas:

Deja un comentario