¿Síndrome postvacacional? No, gracias

El fin del verano llega y, con él, toca despedirse de las piscinas, playas, montañas… en definitiva, de la vida sin horarios, sin preocupaciones y sin estrés. Es hora de volver a enfrentarse al trabajo, a las obligaciones y a la rutina. Un cambio radical que para muchas personas se puede convertir en un problemón con síntomas como insomnio, cefaleas, cansancio o apatía.
Son muchas las tácticas para no caer en este estrés postvacacional: no volver del lugar de vacaciones justo el día antes de reincorporarse, no cargarse de trabajo desde el primer día, intentar dormir 8 horas y tener un pensamiento positivo, entre otras. Pero, a veces, estas técnicas preventivas no son suficientes

Flores de Bach: Son preparados naturales de flores silvestres, cuyas propiedades terapéuticas estudió el médico Edward Bach. Descubrió el potencial energético de 38 plantas, capaz de hacer frente a estados emocionales como la tristeza, la ansiedad, la depresión, la culpa, la inseguridad, los complejos o los miedos, algo esencial para la vuelta al trabajo.

Reiki: Terapia energética que equilibra cuerpo y mente, para estar en armonia con uno mismo y su entorno. dejando atrás la ansiedad, miedos, depresiones, tristeza, angustias….

Inicia un viaje hacia tu interior y notarás los resultados.

Un abrazo
Pilar

– – – – – – – – – – – – – – –
*El Rincón de Larla, un lugar para relajarse y sonreír*
– – – – – – – – – – – – – – –
[Total:0    Promedio:0/5]
septiembre 14, 2014

Deja un comentario