Ritual de SAN JUAN

La noche del 21 de junio fue como siempre la noche más corta del año. El solsticio de verano marca el comienzo del verano, que este año arranca a las 18.38, en medio de sol y calor. Durará durará 93 días y 15 horas, y terminará el 23 de septiembre, jornada que marcará el comienzo del otoño.

¿Y por qué es la noche más corta del año?

Porque la Tierra presenta la mayor inclinación del polo norte hacia el Sol y este astro, durante varios días, alcanza su altura máxima al mediodía no cambia. Es a esta circunstancia a la que se denomina solsticio («Sol quieto») de verano.

Este momento ha sido motivo de celebración casi desde el inicio de la humanidad y en su mayor parte va asociado a creencias paganas. Sin embargo, la religión en cierto modo se apoderó de estas fechas relacionándolas con dos de las fiestas más importantes de su tradición. Así, el solsticio de verano se vincula con el día de San Juan, y el de invierno con el nacimiento de Jesús. Y curiosamente son los únicos nacimientos que son motivo de fiesta, pues para el resto del santoral solo se recuerdan los fallecimientos.

El solsticio de verano ha estado más estrechamente relacionado con el mundo místico, de hadas, duendes y seres sobrenaturales. Una de las celebraciones más famosas del solsticio de verano es la que tiene lugar cada año en Stonehedge, donde el año pasado llegaron a reunirse más de 36.000 personas para recibir el verano en la llanura de Salisbury.

El término solsticio deriva de la unión de dos palabras latinas sol (sol) y sistere (permanecer quieto). Durante unas horas parecerá que el Sol se detiene en el cielo y cuando se ponga llegará la noche más corta del año que dará lugar al solsticio de verano. Y a partir de ahí los días irán acortándose, como si el Sol se fuera apagando.
Para la noche de san juan hemos desde An’Anasha hemos preparado un ritual muy sencillo de hacer y muy efectivo.


material: 
4 velas Blanca, Naranja, Lila y Verde. 
Incienso natural. 
hierbas para sahumerio.
carboncillo
lapiz
papel blanco

Encendemos 5 varillas de incienso.
Escribimos en un papel todo aquello que deseamos atraer en esta nueva etapa y lo reservamos
Encendemos las 4 velas (no importa el orden ni la posición)
Nos quedamos junto a ellas 10 min pensando en todo lo que hemos pedido en el papel creando buena energía.
Quemamos el papel con la llama de las velas y dejamos consumir las velas por completo
el día 24 hacemos un sahumerio por toda la casa con las hierbas y el carboncillo.

Feliz noche!!


Pilar Ramírez


Siéntete libre de compartir poniendo un enlace a mi blog
[Total:1    Promedio:5/5]
Junio 22, 2015

  • Hola guapa. No soy mucho de rituales, sólo hago uno en fin de año, y porqué es tradición familiar.
    Pero aunque no los haga, porque no crea en ellos, les tengo mucho respeto.
    Deseo que tengas una feliz noche de San Juan
    Besos

  • No soy de creer en este tipo de rituales, los pienso como leyendas urbanas pero respeto el criterio de los que si creen en ellos, yo principalmente les tengo algo de recelo pues siento que es una invocación a algo que está fuera de mis creencias.

  • Chispas! que mal que lo he leído hasta el 22, me hubiera gustado mucho hacerlo para las buenas energías. Me gustan estos rituales, creo que, en general benefician el ambiente. Saludos.

  • Deja un comentario