Reseña El águila y la rosa



La primera edición del libro fue en 1995

Sinopsis:
Rosemary Altea nos enseña que la vida cotidiana no es el único plano de la existencia y nos muestra otro mundo de bondad infinita. En ese misterioso mundo, Rosemary halló a Águila Gris, guía espiritual, compañero inquebrantable y mentor, que habla a través de ella con palabras cargadas de luz y nos revela la naturaleza de los ángeles guardianes, la vida después de la muerte y el amor que lo impregna todo.


Opinión:

Aquí llego con la reseña del libro El águila y la rosa de Rosemary Altea, el libro me gusto mucho, valorando que es un libro que se escribió hace muchos años, donde hablar de esos temas era un poco tabú y se desconocían muchas cosas.

El libro viene acompañado de muchas emociones, alegría, tristeza, duda (ya que te hace replantearte el echo de si realmente estamos solos), en el Club de lectura Yo SOY, alguna integrante le dio un poco de respeto.

Mientras leída fui tomando anotaciones, de frases y sucesos que quería llevar más a fondo.


Apunte también un listado de frases que pensé que resumirían mejor el libro que yo.
           


– Sé luz, no juez. Sé modelo, no crítico.
– El “aura” o campo energético se manifiesta por encima de la piel, rodea todo el cuerpo y llega a abarcar varios metros. Está formada por muchas capas, tiene distintos colores, formas y diseños. Sus características cambian según sea el estado mental, físico o espiritual de una persona. Dicho de una manera más simple: el aura es el reflejo del ser.
– También contamos con el cuerpo etéreo. Tiene la misma forma y el mismo tamaño que el cuerpo físico, pero al contrario de éste, el cuerpo etéreo (o espiritual) no puede ser destruido, es más real, más sólido que aquél. El cuerpo etéreo es el que usamos quienes hacemos viajes astrales.
– Vivir no significa ser bueno, malo o hacer méritos. Vivir significa aprender y descubrir nuestra alma y sus necesidades. Lo “bueno” o lo “malo” pueden ser simplemente el resultado de que tomemos el camino de la derecha o de la izquierda en ese periplo que nos conduce a tal descubrimiento. Vivir no significa intentar ganar una plaza en el cielo.
– Todos podemos ir a un lugar agradable [después de morir] si así lo decidimos. No hay puertas cerradas, no hay barreras, excepto las que nosotros mismos queramos levantar.
– Estas personas [espíritus] tienen la capacidad de ver el porvenir y por tanto pueden aconsejarnos en cuanto a nuestro futuro se refiere. En otras ocasiones esta puerta se hallará cerrada y no podremos conocer el futuro. Esto se debe a que los espíritus consideran que esa información no es necesaria o incluso que puede perjudicar y crear mayor confusión en la vida de un determinado ser humano. […] [A mis clientes] no les indico cómo deben vivir, sino que les ayudo a que vean sus propias capacidades, una oportunidad, y les doy esperanza cuando no la tienen.
– Muchos de nosotros, cuando hablamos con un médium por primera vez, nos ponemos nerviosos o incluso nos sentimos atemorizados. No sabemos qué nos espera, nos asusta lo desconocido. Muchas personas del mundo de los espíritus también se atemorizan ante una situación como ésa. Se preguntan qué puede ocurrir si no los oigo o si interpreto mal sus palabras. Es como si temieran suspender un examen importante.
– El miedo es un sentimiento intangible, es una emoción engañosa y dañina que puede acabar destruyéndonos. La mayoría de nosotros, unos más y otros menos, tememos a la muerte. Al fin y al cabo ¿no es la muerte ese gran representante de lo “desconocido”?
– A lo largo de mi vida, ha habido momentos en que me ha asustado vivir y otros en que he tenido miedo de morir, y ha sido mi conocimiento del mundo de los espíritus y del funcionamiento del universo lo que me ha permitido […] atreverme a ser yo misma, […] a seguir adelante y enfrentarme a los numerosos retos que nos plantea la vida.
– El suicidio no resuelve nada, ni siquiera en el caso de una enfermedad. […] Los problemas de nuestra vida cotidiana son obstáculos que debemos superar. Las dificultades seguirán ahí, hagamos lo que hagamos y estemos donde estemos, ya sea en este lado o en el otro.
– No existe la casualidad, nuestros encuentro “casuales” están planeados. Planeados por una gran fuerza universal de la que apenas tenemos conocimiento en este mundo.
– El sanador, utilizando su energía mental, proyecta un pensamiento hacia el universo. El universo recibe dicho pensamiento, dicho latido de energía, y le agrega su propia energía.
Luego, ambas energías son enviadas al sanador y, a través de él, al paciente.
– Las respuestas a nuestras preguntas se encuentran en nuestro interior. No existe ninguna pregunta cuya respuesta no se halle en lo más hondo de nuestra alma.
– Primero, dedicaos al corazón y después todo lo demás os llegará en su momento.



Se Amor, escucha a tu corazón, confía en ti y en lo que te rodea, y si sientes que no estas sola, vibra alto, canta, baila, medita,… y desde el amor guiarlos hacía la luz, porque el amor lo cura todo y todo lo puede.
Haz que se expanda


Gracias por SER Y ESTAR un día más
Nos Amo

Pilar Ramírez
#lcmagiayvida

– – – – – – – – – – – – – – –
*El Rincón de Larla, un lugar para relajarse y sonreír*
– – – – – – – – – – – – – – –
[Total:0    Promedio:0/5]
septiembre 15, 2016

Etiquetas:
  • Deja un comentario