Hacía semanas que tenía ganas de coger una de las plantas de casa para llevarla a mi estudio de trabajo, una de estas tardes me puse con ello y sin querer he roto un “rama” de la planta… ¿qué hice entonces? cogí la planta rota y me dije: “la voy a curar dándole Reiki”.
Hace tres días la puse en un bote de cristal con agua del gripo y le doy Reiki a diario después de terminar mi auto-sesión, como decía hace un momento.
La planta no tiene raíces, sólo el tallo está sumergido en el agua; por el momento su aspecto no cambia, ni se seca, sigue carnosa y “tierna”, utilizado estas palabras ya que no conozco otra forma de describirla, pero vamos… creo que me entendéis.
Si en los próximos días noto algún cambio lo comentaré en otra entrada.
¿Por qué hago esto? yo noto cambios en mi desde hago Reiki y si una persona siente cambios, una planta también.
Siéntete libre de compartir poniendo un enlace a mi blog
Categorías: Reiki

Pilar Ramírez

Gracias por Estar y gracias por Ser www.facebook.com/estaryser www.twitter.com/estaryserweb www.instagram.com/estaryser

1 comentario

Peniel Perez · 2 noviembre, 2015 a las 10:52

me parece full iteresante y sanador… besos guapura

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: