Personas...

Personas que te iluminan por dentro, para que te conozcas un poco más, personas que son comprometidas con el instante, personas que llegan cambian tu mundo y te transforman por completo.

También están las que llegan por un tiempo te enseñan y se van, personas que permanecen durante toda la vida y personas que con el paso del tiempo después de marcharse regresan para completar el aprendizaje juntos.

Otras personas…

Que son como un libro, que te enseñan en cada conversación, también te encuentras con personas que te enseñan a tener una mente mas diversa, mostrándote que lo tuyo no es lo único, lo real o lo que está bien, que existen más opciones que puedes valorar.

Hay personas desconocidas que te escuchan como si te conocieran de toda la vida, otras que aunque se marcharon siempre están en ti y siguen enseñándote y guiándote. 

Personas presente

Que vienen y te amplían tu ahora y personas pasado que te hacen sanar lo que quedo atrás. 

Personas que no sabias que existían y de pronto existirán tanto y tan fuerte que no recordarás vivir sin ellas. 

Personas que te encauzan

Que te empujan, que te ayudan a subir la colina, otras que son enormes y que llenan el lugar con solo una sonrisa, personas que te abrazan y su abrazo te sostiene y a su lado la manta y peli tiene más sentido.

Personas donde descansar y recuperar la calma. 

Personas que son tu hogar, que te lo aportan todo, que te cambian, te sostienen, te liberan, te resetean y te devuelven a tu esencia transformada.

Aquí estamos.

Y es que somos siete mil quinientos millones de personas habitando un planeta suspendido en una galaxia oscura.  
A veces con dolor y rabia, a veces perdidas, a veces amando, a veces equivocándonos, a veces cansadas. Pero juntas, a la misma vez y en el mismo espacio. 

En este viaje hay muchas cosas que no podemos elegir, o si, pero lo que seguro que sí podemos elegir, es el tipo de persona que seremos.

Podemos elegir la amabilidad, la ternura y el buen trato que son gratis y sientan tan bien, podemos cuidar, porque las personas solo nos tenemos a las personas y a nadie más.

Para hacernos esto un poquito más fácil, para que podamos soportar la parte más dura, porque caminar en compañía siempre es mejor. 

Hay personas que se cruzan por tu camino. Por las que merece la pena haber vivido.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: