No voy a cambiar por ti, voy a crecer contigo


“No voy a cambiar por ti, voy a crecer contigo”


Es posible que esta frase sorprenda a más de uno. Son muchos los que conciben y aceptan que construir y mantener una relación de pareja exige por parte de alguno de los dos, tener que renunciar a determinadas cosas de su vida. Y aún más, “para adaptarnos” al carácter, de nuestra pareja, tenemos que cambiar ciertos aspectos personales.

No vamos a negar en absoluto que “ser pareja” y mantener a su vez una relación de pareja estable y duradera, exige en ocasiones tener que renunciar a algunas cosas. No obstante, todo tiene un límite. Desde el momento en que nos vemos obligados a cambiar, estamos perdiendo algo de nuestro ser, se está abriendo un vacío.

Si yo cambio mis valores, mis aficiones o mi carácter por ti, estoy dejando de ser yo mismo/a. La persona a quien dices amar será entonces un falso espejismo de sí mismo sin fondo y sin forma.

Si hay un principio claro e indiscutible a la hora de mantener una relación de pareja, es que nunca debemos permitir que se vulneren nuestros derechos, nuestros valores. Aquello que nos define. Y aún más, tampoco debes exigirle a la persona que amas a que“cambie” por ti, a que se ajuste a tus necesidades.

Algo así sería en realidad un chantaje emocional injustifcado. Veámoslo con más detalle.

Crecimiento individual y crecimiento de la pareja

Debemos empezar aclarando algo esencial: las relaciones de pareja no son entidades fijas e inmutables. Nadie es ajeno a todo lo que nos rodea, a las relaciones sociales paralelas, al contexto laboral, a la familia, a las necesidades personales…

“La pareja como tal está inscrita en un proceso de cambio continuo donde se necesita actualizar los vínculos de acuerdo a las nuevas situaciones y a los año. Existe pues un “nosotros”, enfrentado en ocasiones a un “yo”.”


Uno de los problemas más comunes a los que tenemos que enfrentarnos, es a la necesidad de armonizar el crecimiento personal con el crecimiento de la pareja. En una relación saludable y feliz, ambas esferas están unidas e interconectadas. ¿De qué manera? Cada uno de los miembros respeta, comprende y favorece el que la persona que ama, pueda disponer de sus propios espacios personales para cultivarse, para crecer y ser uno mismo.

Siéntete libre de compartir poniendo un enlace a mi blog
[Total:0    Promedio:0/5]
agosto 19, 2015

Etiquetas:

Deja un comentario