No estés triste!!!! Has de ser feliz siempre! ¿porque?

Hola a todos!!
Ya estamos a jueves.
Hoy me e plantado escribir sobre la tristeza.
Vamos a ello.
Aclaración, No es un artículo para potenciar la negatividad.
Siempre queremos ser felices es normal, ¡¡quien no quiere!! pero, puntualmente, tenemos unos días que nos rompemos por dentro y mientras volvemos a encontrar los pedacitos, los unimos y cambiamos los que ya no sirven por otros, tenemos unos días de tristeza, bloqueo, perdemos el rumbo del camino…. y aún con todos esos “síntomas”

seguimos aparentando felicidad para que el mundo vea que nuestra vida es perfecta.

¿Porque? ¿Porque hacemos eso? ¿Porque no nos permitimos estar tristes y luego retomamos nuestra vida con mas energía?
Por eso he puesto la aclaración al principio, no quiero potenciar la negatividad, pero si quiero permitirle a mi cuerpo expresarse, sacar todo ese dolor que no le permite fluir bien y para hacerlo es preciso escucharlo, parar y sentir.
Si sentimos dolor, tristeza, angustia…. no nos alarmemos. ¡¡Sintamos-lo!!!
Vamos a darnos tres días.
Seguir leyendo

* El primer día es el más duro, sentimos ese dolor enorme como se rompe todo en nuestro interior.
Entre lagrimas y desesperación —>  analicemos  nuestro interior, busquemos el motivo, comprendamos-lo y busquemos una solución, a solas o en pareja. ¡¡¡ Si si !!!! ¡¡¡ todo el primero día !!!
Así acabas el día y sabes que te duele y como afrontarlo, aunque aún no te pongas a hacer nada ya podrás descansar de otro modo, triste pero sin preocupación.
* El segundo día, deja a tu cuerpo que este triste si aún lo necesita no podemos pasar de estar rotos a estar eufóricos, el segundo día es el día en que los pedazos empiezan a juntarse, aquí podemos empezar a preparar las cosas que hemos decidido para darle solución, crear horarios para un cambio de rutinas, ver ofertas para hacer una escapada, preparar listados de teléfono y direcciones si necesitamos encontrar trabajo,…
* El tercer día la tristeza ya se difumina, la sonrisa vuelve a brillar en tu rostro y tienes una nueva motivación.
¡¡¡ El cuarto día no habrá quien te pare !!!
¿Porque son importantes estos tres días?
Por más positivos que estemos ante la vida, las adversidades nos atacan igual y a veces nos zarandean muy fuerte y perdemos el equilibrio. Podemos seguir felices mientras nos recuperamos del golpe, aunque de ese modo reprimimos emociones que quedan atascadas en nuestro interior y antes o después esa emoción saldrá, reflejada en nuestro cuerpo. Todo ese tiempo es un proceso más largo, no dormimos bien, estamos mas nerviosos, aunque intentemos disimular y hacer como si nada pasará, hasta que la emoción sale y se hace presente para poder ser sanada.


A diferencia, si nos damos tres días de estar tristes, tres días que sabemos que podemos llorar y patalear, para desahogarnos y ser conscientes de todo cuidando y sanando nuestro interior. Sabemos que solo son tres días y luego despegamos de nuevo.


¿Que prefieres hacer tu?
¿Darte tres días o esperar a que tu cuerpo reaccione?
¿Como sueles solucionar estos golpes que nos trae la vida y la convivencia? 
Nos vemos en los comentarios


– – – – – – – – – – – – – – –
*El Rincón de Larla, un lugar para relajarse y sonreír*
– – – – – – – – – – – – – – –
[Total:2    Promedio:5/5]
enero 29, 2015

  • Es cierto que en muchas ocasiones no nos dejamos llorar, parece que siempre que vemos a alguien triste, en seguida queremos cambiar su estado de ánimo, pero realmente puede ser beneficioso, sacar lo que llevamos dentro y limpiarnos.

    Bonita entrada!

  • La verdad que yo no soy capaz de hacerlo, no sé en verdad porque estoy triste, o quizás sean muchos los motivos…por eso no lo encuentro… no sé, muchas gracias por todas tus entradas, me ayudan mucho, besos guapa

  • Gracias a las tres.
    Tere quizá te viene bien visualizar como quieres que sea tu vida y como es realmente y ver las cosas que faltan o sobran, y si todo eso esta correcto visualizar como querrías ser tu contigo y con los demás. a ver si saliera algo en claro para que tu pudieras empezar a trabajarlo.

    Eva exacto, y las lagrimas no tiene nada de malo, había una frase que siempre estaba en todas partes en mi adolescencia que me marco mucho
    "no prometo hacerte sonreír pero si puedo llorar contigo"

    Tejiendo un abrazote! 🙂

  • A veces nuestra mente se resiste y no permite que nuestro cuerpo se derrumbe… Pero como tú bien dices, si nos concedemos ese tiempo, resurgimos con más fuerza y habiendo crecido un poco más como persona. Totalmente de acuerdo 😉

  • Deja un comentario