Mamas en casa. Cuarentena

Sé que es un poco cansado leer y hablar siempre del mismo tema, pero es una realidad que todos estamos teniendo, viviendo y sintiendo cada uno a su manera.

Llevo días pensando en una cosa y quería hacer mi reflexión aquí, contigo.

En estos días hay muchas realidades, familias que tienen que trabajar cuidando al resto, sanidad, farmacia, supermercados, seguridad, transporte, son nuestros héroes en este momento de incertidumbre.

Si tenemos suerte estamos en casa sanos, juntos en familia, con nuestros hijos/hijas y reencontrándonos en todo este cambio.

De pronto una mamá (o papá, escribo mamá porque son ellas las que me leen más), que antes tenía sus propias rutinas, familia, trabajo, ocio, … Suelta todo eso para cuidarse, cuidar a los suyos y al resto quedándose en casa, como debe ser.

Todos en casa, en familia.

En ese punto después de caos se intentan crear nuevas rutinas en casa con los niños que dependiendo de la edad serán unas u otras.

De forma general, en casa tienen que haber diferentes puntos en nuestro horario diario.

  • Hábitos con uno mismo
  • Colaborar en casa
  • Estudiar
  • Leer
  • Ejercicio
  • Juegos
  • Ocio

Así que de forma general una mamá (o papá) se convierte también en:

  • Profesora
  • Compañera de juegos
  • Psicóloga

Y todos esos nuevos roles se suman al propio proceso emocional.

Profesora:

Siendo profesora en el momento que recibimos el apoyo de sus profes y sabemos cómo hacerlo ese rol se relaja y fluye mucho mejor, aprendiendo que con los recursos que nos mandan y creando un espacio de trabajo conjunto avanzamos bien, en este punto depende un poco de las edades de los niños, si son pequeños necesitarán más atención y a medida que sube la edad podemos equilibrar mucho mejor.

Compañera de juegos:

Esta es la mejor parte, jugar estar con ellos hace sumar valor a este momento, reír, pintar, correr, …. Cualquier cosa con ellos jugando es genial, en este punto se tiene que aprender que jugamos juntos un tiempo y otro tiempo jugamos o tenemos tiempo de ocio a solas.

Psicóloga:

Esta es la parte más difícil, calmar dudas, miedos, necesidades, … Todo un remolino que está en ellos y en nosotras, como hacemos todo esto.

Y dependiendo del niño/a, su sensibilidad, su forma de ser…. se balanceara hacia un lado u otro.

En este punto hemos de empezar por nosotras de manera rápida para poder seguir con ellos/as.

En mi caso fue así:

Semana 1: Había muchas cosas pendientes por hacer en casa, el horario se tambaleaba un poco pero íbamos haciendo, actividades, ejercicio, intentar equilibrar la ansiedad del exceso de información, dormir un poco menos y adaptarnos a lo que tocaba ahora.

Semana 2: Fue bajando el ánimo, pusimos una rutina diaria pero el peso emocional se hacía más notable, así que tocaba comprender y transformar para subir de nuevo y no quedarnos ahí.

Semana 3: Está comenzando bien hemos equilibrado la energía de la primera semana con las emociones de la segunda, para poder estabilizarnos y hacer funcional toda esta nueva manera de vivir.

Yo misma.

Y aquí me encuentro yo sabiendo que somos afortunados por poder estar los tres en casa, sanos y con la familia, de sangre y alma, estable y en sus casas.

Desde ese punto de saber que tenemos mucha suerte y dando gracias, equilibrando todo lo que siento y vivo.

Para empezar veo menos tele, las redes sociales esquivo lo que se va compartiendo y hago selección en lo que pongo mi atención, y hago lo que siento y lo que me hace sentir feliz.

Final:

Cuando todo esto acabe, porque acabará, estaremos todas las personas frente una nueva realidad, una nueva manera de ver y sentir la vida.

  • Estaremos ahí y seremos diferentes, unas personas más rotas, otras más enteras, … Habremos salido de todo eso.
  • Adultos y niños habremos evolucionado y aprendido con este proceso, seremos una mamas diferentes, ellos serán unos hijos/as diferentes, el entorno y las personas que nos rodean también lo serán.
  • Viviremos siendo más conscientes, al menos ese es el plan, valoraremos las cosas pequeñas, esas cosas que no dábamos valor después de todo esto tendrá un valor enorme.
  • Habremos podido reflexionar, hacer cosas que antes no hacíamos por falta de tiempo a gestionar lo que nos gusta y lo que no.
  • También sabremos convivir mejor, hay familias que apenas lo hacían y ahora de pronto hay que hacerlo es necesario respetar los tiempos de los demás, siendo conscientes de los propios tiempo, decir cómo te sientes, pedir perdón si te equivocas o dices las cosas mal, dar las gracias si te ayudan (un café, un abrazo, un yo lo hago tú trabaja, te sacan una sonrisa…), actuar y hacerlo todo desde el amor.
  • Dejar las quejas de lado, si estamos en casa, en familia y sanos, dejar de quejarnos porque somos los que mejor estamos.
  • Decir te quiero: aprenderemos que lo más importante que tenemos son las personas que tenemos, así que alcemos la voz, di te quiero.
  • Trabajar en equipo, ayudarnos unos a otros, estábamos en un mundo muy individualista y ahora la empatía estará presente con más fuerza.
  • Todo esto nos devolverá calidad humana y necesitaremos hacer uso de ella para los que salgan de esta con alguna pieza rota.

Así que ahora mamá

  • Cuídate mucho
  • Ama mucho
  • Admite que los niños aprenderán menos materia en casa y mucho más de esta experiencia que les ha tocado vivir y eso también suma en sus conocimientos
  • Respeta
  • Comunícate
  • Ofrece tu ayuda y da las gracias si la recibes
  • Pide perdón si te equivocas, forma parte del aprendizaje.
  • Y respira, eso devolverá tu conexión con la tierra y el plano espiritual.

¿Cómo está siendo tu experiencia?

¿Cuáles son tus emociones?

Gracias por estar aquí, nos vemos en los comentarios..

Por instagram es por donde estoy más activa

Cursos online entrando en este enlace

Pilar Ramírez

FacebookTwitter,Instagram y Youtube


7 comentarios

Beatriz · 30/03/2020 a las 23:47

Hay que agradecer los que podemos pasar este periodo con nuestra familia aunque sea agotador! Lo que comentas, mama, chef, profesora, etc todo a la vez se hace duro en algunos momentos pero cuando esto acabe habremos aprendido una gran lección y valoraremos cada cosa en nuestra vida con más fuerza

Maria · 31/03/2020 a las 07:59

Para mi los padres siempre habéis sido unos heroes capaces de conciliar vida personal y profesional, pero durante esta cuarentena lo estáis siendo aún más. Yo no soy madre, pero cuando veo todo lo que están haciendo mis amigas para hacer a sus hijos está situación más llevadera y lograr que entiendan en la medida de sus posibilidades que ocurre. Mucho ánimo, un fuerte abrazo para tí y tú familia

Desirée Paper · 31/03/2020 a las 17:04

Hola. Entiendo tu situación y estoy de acuerdo con todo lo que dices. En mi caso personal, tengo 21 y no tengo hijos, así que, aunque hay días que me siento muy agobiada y deseo salir, por lo general estoy bastante entretenida, porque trabajo en casa, estudio inglés y muchas otras actividades que puedo hacer desde el hogar, en ese sentido no me puedo quejar.

resi · 02/04/2020 a las 16:10

Hola guapa, tengo una compañera de trabaja que esta muy cansada de la labor de profesora, les ponen muchos deberes a los niños y la mayor parte del dia ella tiene que estar ayudandoles, ya sea grabando videos ya se explicandoles lo que no entienden de los apuntes… y ella trabaja igual que yo, de noches en un hospital… en fin, si ella pudiera estar en casa imagino que disfrutaria tambien de los demas, pero de momento es bastante negativo! besos

Paula Alittlepieceofme · 05/04/2020 a las 21:17

Cada familia es un mundo e incluso si hay niños puede que los padres tengan que trabajar y no puedan estar tan pendientes. Espero que a partir de ahora sea todo como la semana 3, que va para largo, bss!

Loca por mi tutú · 13/04/2020 a las 12:55

Hola la verdad es que muchas veces pienso en vosotros los padres con esto de la cuarentena y la verdad es que siento admiración ya que es una tarea difícil sin que los pequeños puedan salir de casa, pero sin duda te has sabido organizar.

Mi meta, tu salud. Carolina · 03/05/2020 a las 19:05

¡Hola!
La verdad es que no soy mami, y si ya me supone una carga emocional y física todo lo que está pasando, yo que, como aquel que dice, solo tengo que preocuparme por mí (aunque vivo con mi madre y obvio que las dos hacemos un buen tándem), la verdad no sé como hubiese gestionado todo esto de haber tenido hijos.
Lo que sí veo con mi hermana que lo básico ha sido la comunicación con los peques. El hacerles entender lo que está pasando y así poder hacer, que dentro de sus posibilidades porque son peques aun, pongan también de su parte, y que así tanto ella como mi cuñado puedan conciliar su trabajo en casa.
Lo que sí tengo claro, es que todas estáis realizando un gran trabajo, y desde aquí, también quiero daros vuestro merecido aplauso.
Besotes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: