Madres completas, madres sin culpas 

El sentimiento de culpa es algo que adquirimos cuando no hacemos las cosas como se espera que las hagamos.

¿Quien lo espera? La sociedad en general

Somos otra generación y no por ello somos “malas”madres.

Hoy quiero hablar de ser madre, llevo unos días leyendo artículos de todo tipo y es que tendemos a compararnos con nuestras abuelas y escuchamos… “ellas si eran buenas madres”, pero bueno!! es que los tiempos y los ritmos han cambiado ahora es otra época.

Así soy…

Sí vale hay días en que la comida es improvisada, no se hacer croquetas caseras, pido ayuda a mi madre para muchas cosas, me gusta trabajar y dedicarle su tiempo, hay días en que dejo al niño al comedor porque quiero tener más tiempo para estar con una amiga, me paso el rato creando y enfocándome en mi y otros en los que cenamos tarde porque he estado jugando y hablando con mi hijo.….

Y todo eso no me hace ser una mala madre, ni me siento culpable por ello.

También hay días en los que estoy cansada, no llego a todo lo que quiero hacer, siento estrés, pero eso no me hace ser menos profesional en el trabajo, por lo tanto tampoco me hace ser mala madre. Es simplemente que nuestros ritmos, nuestro enfoque y la vida a cambiado.

Madres completas

No somos esas mujeres que cuando llegabas a casa estaba toda reluciente, olía riquísimo a comida casera y lo tenían todo listo.

Si somos mujeres que somos madres, hijas, amigas, trabajadoras, …. Que nos gusta encontrar tiempo para hacer lo que nos gusta, bailar, pintar, pasear, cocinar, …

Adiós a las comparaciones, cada mujer, cada madre es única.

Compararse no es constructivo, cada mujer lo hace lo mejor que sabe en cada situación de su vida con las herramientas y los recursos que tiene y está genial, porque a cada paso seguimos aprendiendo, nutriéndonos y creciendo.

Estamos despertando y ayudando a que el mundo despierte, ser una madre que se toma su tiempo para sus cosas, es ser una madre plena, porque se sentirá satisfecha en todos los sentidos, ser una persona completa.

Confía en tí

No dejes que la culpa te haga sentir pequeña, confía en ti y en todas tus cualidades, tu eres mucho más, si ser madre es lo mejor que me a podido pasar en la vida, soy feliz por ello y estoy agradecida de que así sea y también estoy feliz de ser mujer, de ser quien soy y de sentirme completa en todos los sentidos.

Madres…

  • Que cogen jornada reducida y las que no lo hacen
  • Otras que deciden no dar el pecho y las que lo hacen por tiempo indefinido
  • Madres que le ponen los canta-juegos a los niños para que coman
  • Las que juegan con sus hijos
  • A las que no les gusta planchar
  • Madres que sean como sean tomen unas decisiones u otras aman a sus hijos y con ellos todo tiene más sentido
  • No somos como el prototipo de madre que nos enseñan pero que somos las mejores madres que nuestros hijos podrían tener.

Pregúntale a los hijos, ¿Cambiarían a su mamá por otra? La respuesta será un gran no!!!

Y es que ser madre es tan bonito y ser una madre completa es tan auténtico.

Madre completa: Aquella madre que cuida y ama a sus hijos y se cuida y se ama a ella misma por partes iguales.

¿Y tú qué tipo de madre eres?
¿Qué tipo de madre quieres ser?
¿Qué opinas?

Feliz semana

 

Por instagram es por donde estoy más activa

Cursos online entrando en este enlace

Pilar Ramírez

FacebookFanpageTwitterInstagram y Youtube


Pilar Ramírez

Gracias por Estar y gracias por Ser www.facebook.com/estaryser www.twitter.com/estaryserweb www.instagram.com/estaryser

10 commentarios

bea · 26 abril, 2018 a las 12:36

Yo no soy madre, espero serlo en un futuro y nunca juzgaría a una madre está claro que cada una lo es a su manera y por eso no es mejor ni peor, si antiguamente las madres eran distintas pero creo que ahora se disfruta más, por ejemplo ahora puedes disfrutar de tus hijos un día en el parque de atracciones y antes no porque ni había, yo me quedo con lo de ahora porque aunque sea más caótico disfrutas más.

Angelica Muñoz · 27 abril, 2018 a las 05:03

Hola! Vaya que tienes razón, soy madre de tres y a veces siento que no doy abasto con las necesidades de cada uno, pero trato de estar con los tres a veces de manera independiente, aunque el bebé obvio es el que más necesita de mi tiempo por ser tan pequeño aún, hay tantas cosas que me hacen sentir buena madre y de repente pasa algo que me hace cuestionarlo.
Gracias por tus palabras.

zoraida.bloguer · 30 abril, 2018 a las 13:56

Antes eran una especia de esclavas de la casa la cual tenía que estar perfecta, la comida en su momento justo y todo al detalle porque se suponía que era el hombre el que trabajaba y ganaba el dinero…
El problema es que ahora nosotras trabajamos igual pero la carga familiar no acaba siendo igual porque igual deberían tener ellos preparada la comida y cena a tiempo ¿No?

gallech · 30 abril, 2018 a las 21:39

Hola guapa! Tienes tanta razón.
La sociedad y la forma de como crecemos influye mucho a ese sentimiento de culpa. que uno puede sentir. Te lo digo ya que fui criada de esa manera felizmente rompí ese molde pero hay varias veces que ese sentimiento queda hasta que me doy cuenta y quiero ser yo misma 😀
bisous

Andrea Wu Wei · 1 mayo, 2018 a las 03:15

Muy bonito lo que nos compartes y totalmente de acuerdo, la sociedad y el patriarcado es lo que nos ata a unos estereotipos que mas que cualquier cosa nos hace daño y no nos ayuda en nuestra superación personal!

Vanesa Giménez · 4 mayo, 2018 a las 13:18

Hola guapa, casi me he emocionado leyendo tu post porque me siento muy identificada con él. Quiero a mi hijo, es mi vida, pero también me quiero yo y hay días que no tengo ganas de hacer cena o una comida especial, o le dedico menos tiempo. Sin embargo y como bien dices para él soy la mejor madre del mundo, nos queremos con locura y al final eso es lo que importa, generar momentos y recuerdos que perduren en su memoria hasta su último día y en eso te aseguro que vamos sobrados.. muaksss

    PilarEstarySer · 9 mayo, 2018 a las 08:18

    Claro que sí, eres una mamá genial y la mamá que tu hijo quiere y ama.

Paula Alittlepieceofme · 8 mayo, 2018 a las 20:34

Para mi, la principal diferencia es que hubo un momento que las mujeres decidieron no ser solo amas de casa. Yo prefiero mil veces ver que mi madre se siente realizada por trabajar a que se quedase en casa y que todo fuese perfecto,bss!

rebecamlblog · 9 mayo, 2018 a las 05:19

Pues no sabes las veces que me he sentido mal por sentirme profesional a medias o madre a medias es que cuando se tiene hijos el tiempo ya no es el mismo y hay muchas actividades que van apareciendo con los años y hace que uno se replantee su ritmo de trabajo, porque no te quieres perder sus actuaciones o apoyarlos con las tareas pero tampoco quieres dejar de seguir creciendo profesionalmente, aunque uno no quiere llega un momento en que toca decidir y poner las cosas en una balanza.

Elena · 9 mayo, 2018 a las 12:11

Siempre he pensando que las comparaciones son odiosas y que no hay madres mejores ni peores y efectivamente, todas las madres queremos lo mejor para nuestros hijos. Y sí, sentirnos mal es inevitable pero debemos tratar de eliminar esos pensamientos. Un saludo!

Deja un comentario

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE
A %d blogueros les gusta esto: