Los patrones o creencias adquiridas.

¿Qué son los patrones de conducta?

Los patrones son la estructura y la base a través de las cuales creamos nuestra realidad;

y por eso hay tantas realidades como personas.

Un patrón es una estructura que tiende a repetirse y perpetuarse

 

Un patrón o creencia tiene tres componentes:

PENSAMIENTO+SENTIMIENTO+ACCIÓN

Pensamiento (energía masculina)+

Emoción (energía femenina) +

Actitud (fruto de ambas energías)

Pensamientos agradables producen emociones placenteras y acciones positivas; por el contrario si la mayor parte del tiempo tenemos pensamientos negativos, nuestras acciones serán poco fructíferas, podremos hacer mucho pero este hacer será siempre ineficiente y forzado.

Existen patrones positivos y negativos, los primeros son equilibrados y nos ayudan a adaptarnos al medio de una forma favorable, los reconocemos porque nos producen bienestar, los segundos se mueven en los extremos y distorsionan nuestra forma de ver la vida provocando limitaciones autoimpuestas.

El patrón más extendido en el mundo de las relaciones es el de víctima-agresor.

Este es un patrón negativo que se mueve en los extremos, una victima puede pasar muy fácilmente a ser un verdugo y viceversa.

El patrón positivo seria el respeto por uno mismo y por los demás.

¿Cómo se graban los patrones de conducta?

Un patrón se graba por repetición en el subconsciente y luego acaba saliendo de forma automática, por eso es tan difícil identificarlos.

Un patrón repetido se acaba convirtiendo en una creencia, es decir, en una estructura sólida y duradera.

Por ejemplo si tu padre siempre te repetía que eras tonto o que no valías para nada, muy a tu pesar y aunque en el fondo tu creas lo contrario, esta creencia se arraiga en tu subconsciente y este buscará las mañas para validar esta creencia a través de tu experiencia.

¿Cómo identificamos los patrones de conducta?

Podemos identificar un patrón a través de las proyecciones, que son las reacciones emocionales que nos producen los demás, es decir, una proyección es una reacción ante una parte de mí que veo reflejada en el exterior.

Si alguien te produce una reacción muy extrema, tanto para bien como para mal, esa persona te está mostrando un rasgo de tu personalidad que todavía no has reconocido en ti.

Tú y solo tú eres el artífice de tu vida

Tenemos que hacernos responsables de nuestras propias creencias y desarrollar aquellas que son más favorables y adaptativas.

Dejar pasar creencias externas que nos limitan es una irresponsabilidad y una falta de respeto hacia uno mismo.

Podemos aprender nuevos patrones buscando un modelo y aprendiendo de él, a esto se le llama modelado o aprendizaje por imitación; así aprendíamos de pequeños.

¡Ojo!, no se trata de ser exactamente como esa persona, sino de aprender de ella un determinado comportamiento o actitud que luego podemos adaptar a nuestra manera.

Y recuerda, cuando establezco un patrón positivo, tengo que hablar de mi mismo en los términos del nuevo patrón.

Si adquiero el patrón de ser responsable, no vale decir que soy un irresponsable, descuidado que lo hago todo mal.

Mucho cuidado, porque a través de las palabras impregnadas de una gran carga emocional materializamos pensamientos.

Un nuevo patrón es como un bebé, necesita atención, mimos y cuidados.

Hemos superado un patrón cuando lo que nos molestaba de los demás, deja de molestarnos.

http://www.psicologiayconsciencia.com/patrones-de-conducta/

5 pasos para ayudarte a hacerlo

Paso 1

Para romper con un patrón de conducta negativo lo primero que debes hacer es notarlo, ser consciente de que hay algo que no estás haciendo bien. Por ejemplo, quizá siempre te encuentres en relaciones llenas de drama o frecuentemente atravieses por ciclos en los que comes en exceso o en los que te culpas por todo. El reto que nos presentan los patrones de conducta negativos es que son inconscientes, sin embargo podemos entrenar la mente para reconocerlos, para ello debes prestar mucha atención a tus emociones. Así, cuando una situación te cause dolor y notes que esa situación se ha repetido ya varias veces… pregúntate ¿por qué?

Paso 2

Conoce la causa. Caemos en patrones de conducta negativos cuando no aceptamos la realidad o fallamos en el intento por aceptarla. Tendemos a regresar a la misma situación que es dañina con la esperanza de que “esta vez” sea diferente. Ya lo he dicho antes: Aquello que resistes persiste.

 

Paso 3

Cuando no eres honesto contigo mismo, cuando no reconoces lo que estás sintiendo, te condenas al fracaso y sigues repitiendo los mismos errores.

¡Anda más despacio! Muchos de los patrones negativos de conducta se repiten porque vamos muy rápido y no vemos las cosas tal y como realmente son. Muchas personas conocen a alguien hoy e inmediatamente aceptan una cita para salir mañana, y ya, al tercer día, están imaginando como será la boda. La clave está en que sepas manejar  tus expectativas, de manera que, seas un poco más realista y veas con claridad lo que está sucediendo.

Paso 4

Perdónate a ti mismo. El perdón limpia el pasado. Hasta tanto no te auto-perdones por lo que has hecho o por lo que no, o por lo que debiste haber hecho y no hiciste, seguirás repitiendo los mismos errores. Sólo cuando la mente esté libre de vergüenza o culpa, podrá enfocarse en lo que es y no en lo que fue, lo que te permitirá vivir cada momento como venga.

Paso 5

Reconoce que estás repitiendo un patrón negativo. Haz chequeos constantes de lo que haces y  tan pronto como te des cuenta que estás repitiendo un patrón de conducta negativo ¡PARA! y pregúntate: ¿Qué estoy haciendo? y ¿por qué? Respira… observa lo que estás pensando y elige actuar de forma diferente.

Gracias por Estar y Ser

Por instagram es por donde estoy más activa

Cursos online entrando en este enlace

Pilar Ramírez

Facebook, Fanpage, Twitter,Instagram y Youtube


Pilar Ramírez

Gracias por Estar y gracias por Ser www.facebook.com/estaryser www.twitter.com/estaryserweb www.instagram.com/estaryser

9 commentarios

Ana Mia · 10 febrero, 2015 a las 14:00

Enhorabuena por el premio tan merecido, y muchas gracias por nominarme, eres un sol.
Me han encantado tus respuestas, veo que somos bastante parecidas, que pena, de verdad, no vivir más cerca, íbamos a estar todo el día juntas, jejejeje.
Bsitos guapa.

Lecturas de Annie · 29 octubre, 2017 a las 16:37

Hola!
Qué linda entrada!! Me gustó muchísimo. Me hizo acordar a lo que dice Rolón en uno de sus libros sobre los “mandatos”, que los niños adquieren todo tal cual esponja y de ahí repetir patrones.
Un beso.

Rocío Ortega · 29 octubre, 2017 a las 20:26

No sabía que existian energías masculinas y femeninas… Es cierto que los patrones de conducta es algo que, aunque no queramos, se graban en nuestro subconsciente y es muy difícil cambiarlos, siempre están ahí aunque sea hivernando. Son muy interesantes los 5 pasos que comentas para tratar de romper esos patrones que hacen no sentirnos bien, cuando localizamos el problema y somos conscientes de que no nos gusta.

Sintiendo Sus páginas · 30 octubre, 2017 a las 07:39

Hola!!

Interesante artículo nunca había leído nada sobre esto. Me ha servido de mucho los puntos de cómo eliminar patrones negativos, ya que soy una persona que tiende a la negatividad bastante fácil. A partir de ahora trataré de ponerlos en práctica.

Un beso!

Lorena · 30 octubre, 2017 a las 11:38

Qué interesante y tan útil resulta este post. He estudiado sobre esto de los patrones de conducta, es un tema que me importa y trato de trabajarlo. Gracias por compartir la información.

Mamá arcoíris · 1 noviembre, 2017 a las 10:36

El tema de lo que nuestra forma de pensar en las cosas nos influye en nuestros actos es muy interesante. Identificar esas cuestiones que no nos dejan afrontar nuestra vida de manera correcta es importante y creo que todos tenemos patrones o creencias de las que nos deberíamos deshacer o como mínimo yo lo siento así.

Vanesa · 1 noviembre, 2017 a las 16:42

Hola guapa, que bien me vienen estos tips y no sólo para mí sino para empezar a trabajar con mi hijo. La madre de mi amiga Mari siempre dice que “vicios no dar para luego no quitar” y esto es lo mismo, si cuidamos qué herencia le pasamos a ellos evitaremos tener que trabajar luego este tipo de cosas ya que deshacernos de un patrón no es demasiado fácil y más cuando lo tenemos como un hecho cierto. Muaks

UrbanandMom · 1 noviembre, 2017 a las 20:21

Qué difícil es ver qué hay patrones negativoa en nuestros hábitos. Tenemos que aprender a diferenciarlos y eliminarlos de nuestra rutina diaria.

Priscil·la Marín · 2 noviembre, 2017 a las 18:48

Interesante artículo sobre patrones y creencias adquiridas. Siempre he pensado que el ser humano actuaba y aprendía de forma condicional, es decir, si una acción me da placer, la repito. Nunca me había parado a pensar en la probabilidad de que que los patrones negativos se llevasen a cabo sin recibir algo placentero a cambio. En el ejemplo de las relaciones dramáticas, siempre he pensado que a esas personas les gusta tener relaciones intensas, o en el del ciclo de comer mucho, esa persona está recibiendo un estímulo muy agradable mientras come. Luego puede arrepentirse, pero es muy probable que lo vuelva a hacer porque el ++ puede al -. Pero bueno, no soy psicóloga, tan solo intentaba dar explicaciones lógicas de como se puede repetir acciones ilógicas. Ahora que sé lo de los patrones, veré las cosas de otra manera.
Saludos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: