Los beneficios del colágeno para aliviar el dolor articular

Las articulaciones dolorosas a menudo se consideran una parte inevitable del proceso de envejecimiento. De hecho, un gran número de adultos sufre alguna molestia en las articulaciones.

Por su parte, la Arthritis Foundation señala que participar en una actividad física regular puede reducir el dolor en las articulaciones hasta en un 40%. Sin embargo, puede ser difícil tener un estilo de vida activo cuando duele moverse. La buena noticia es que la investigación sugiere que la suplementación con colágeno, una proteína estructural clave que mantiene las articulaciones sanas, puede ayudar a aliviar el dolor relacionado con la actividad.

Colágeno, el gran aliado de las articulaciones

Las articulaciones son los lugares donde se unen los huesos para permitir un movimiento coordinado. Hay 206 huesos en el esqueleto humano y la gran mayoría de ellos se unen en articulaciones, donde una cavidad llena de líquido separa las piezas del sistema óseo. El cartílago (tejido esponjoso en el extremo de cada hueso) cubre las superficies de conexión donde se unen, lo que les permite deslizar sin esfuerzo un hueso sobre el otro.

Cabe destacar que a medida que envejecemos, el cuerpo produce menos colágeno. Con el tiempo, el cartílago comienza a descomponerse, lo que finalmente hace que un hueso se frote, o choque, contra el otro. El resultado sería inflamación, dolor y rigidez.

El colágeno es la proteína más abundante en el cuerpo humano y esencialmente mantiene todo unido, desde la piel hasta los músculos y las articulaciones. Si bien hay más de 16 tipos de colágeno, cuando se trata de las articulaciones, el colágeno tipo II reina por encima del resto.

A pesar de que la producción de colágeno en el cuerpo disminuye con la edad, una dieta rica en azúcar y alimentos procesado puede acelerar su deterioro y provocar inflamación, lo que puede amplificar el dolor en las articulaciones.1 En cambio, la investigación sugiere que proporcionar colágeno externo a las articulaciones puede complementar los niveles decrecientes y ayudar a reducir el dolor y la inflamación.

Suplementos de colágeno

El colágeno se puede encontrar en muchos alimentos de origen animal como carne de res, pollo, pescado o caldo de huesos. Cuando se digiere el colágeno de la dieta, se descompone en aminoácidos. Una vez que el cuerpo digiera el colágeno, lo entrega al lugar donde la necesidad sea mayor. Desafortunadamente, ese proceso puede que no sea la forma más eficiente de apuntar a las articulaciones, por lo que siempre puedes optar por un suplemento de colágeno hidrolizado tipo II.

El colágeno hidrolizado tipo II de los complementos alimenticios contiene péptidos más pequeños que el colágeno en los alimentos, por lo que se digiere mejor.2,3

Una revisión de estudio realizada por investigadores de la Universidad de Illinois en Chicago encontró que los suplementos de colágeno hidrolizados de tipo II son fácilmente absorbidos por el intestino y se acumulan en el cartílago. Es allí donde el colágeno estimula la síntesis de los componentes básicos necesarios para las articulaciones sanas.4

De cara a otra revisión de 68 estudios de investigadores brasileños, concluyeron que la suplementación con colágeno estimula el crecimiento del cartílago articular. Esto no solo tuvo un efecto protector sobre el cartílago, los investigadores notaron que también ayudó a reducir el dolor en las articulaciones.5

Alivio para la artrosis

Según la investigación, el colágeno podría tener un efecto significativo en la reducción del dolor o la inflamación de las articulaciones. El estudio se realizó teniendo en cuenta los efectos en el tratamiento de la artritis reumatoide. Sin embargo, un número creciente de estudios está encontrando que los suplementos de colágeno pueden ayudar a aliviar el dolor en las articulaciones que acompaña a la artrosis.

– Dolor de rodilla

El dolor de rodilla afecta a más del 80% de las personas con artrosis.6 Se ha probado que la suplementación con colágeno reduce las molestias y mejora la capacidad de participar en las actividades diarias. Durante un ensayo clínico que apareció en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, 80 pacientes con artrosis progresiva de rodilla y/o cadera fueron asignados al azar para tomar un suplemento de colágeno patentado o un placebo durante 70 días.

Los pacientes que tomaron el suplemento experimentaron menos dolor a partir del día 35. También tuvieron una mejora significativa en su capacidad para participar en actividades físicas, según lo medido por una escala analógica visual (VAS) para el dolor y el Índice de Artritis de las Universidades de Western Ontario y McMaster (WOMAC).7 Por lo que se ha demostrado que el colágeno puede brindar comodidad a las rodillas dolorosas, facilitando las actividades cotidianas.

– Dolor de espalda u hombro

Las rodillas pueden ser el área más común para el dolor en las articulaciones, pero no es la única parte del cuerpo que puede verse afectada. Muchas personas también experimentan disfunción articular y molestias en la parte baja de la espalda o los hombros. Además, se ha demostrado que el colágeno proporciona un apoyo significativo en estas áreas.

Un estudio doble ciego controlado con placebo de seis meses hizo la prueba con 200 pacientes que sufrían dolor articular en el hombro o en la columna vertebral. Según los resultados, más del 51% de los que tomaron un suplemento de colágeno hidrolizado experimentó alivio, en comparación con el 36,5% que tomaron placebo.8

– Para deportistas

Si bien el deterioro relacionado con la edad es la causa más frecuente de dolor en las articulaciones, los atletas más jóvenes también corren el riesgo de sufrir daños en las mismas. Los años de exceso de trabajo pueden provocar problemas funcionales y dolor, especialmente en las rodillas.

En este sentido, la investigación sugiere que el colágeno suplementario puede ayudar a aliviar el dolor y mantener a los atletas en condiciones. En un estudio de 2017 publicado en la revista Applied Physiology, Nutrition, and Metabolism, investigadores alemanes dividieron a 139 atletas en dos grupos. Los que se encontraban en el primero de ellos tomaron un suplemento que contenía péptidos de colágeno bioactivos. En cambio, el otro tomó un placebo todos los días durante 12 semanas.

Al final del estudio, el primer grupo experimentó significativamente menos dolor durante la actividad que los que tomaron el placebo. Asimismo, se redujo la necesidad de terapias adicionales como hielo, cinta deportiva o analgésicos de venta libre.9

Conclusión

Se ha demostrado clínicamente que el colágeno alivia eficazmente el dolor articular. Cabe añadir que es solo uno de varios suplementos que se suelen recomendar como parte de un protocolo de dolor en las articulaciones.

La combinación de un suplemento de colágeno hidrolizado con otros nutrientes que actúan en sinergia apoyando la salud de las articulaciones (como por ejemplo,  glucosamina, condroitina o vitamina C) puede proporcionar aún mayores beneficios en el soporte estructural. Del mismo modo, puede ayudar a aliviar las molestias en las articulaciones para una vida plena y activa.

Autor: Mikel García Iturrioz

Director Técnico del herbolario online Misohi Nutrición.


Por instagram es por donde estoy más activa

Cursos online entrando en este enlace

Pilar Ramírez

Facebook – Twitter  – Instagram – Youtube

Referencias

Ulrich P, Cerami A. Protein glycation, diabetes, and aging. Recent Prog Horm Res. 2001;56:1-21.

Shigemura Y, Kubomura D, Sato Y, et al. Dose-dependent changes in the levels of free and peptide forms of hydroxyproline in human plasma after collagen hydrolysate ingestion. Food Chemistry. 2014;159: 328–332.

Watanabe-Kamiyama M, Shimizu M, Kamiyama S, et al. Absorption and Effectiveness of Orally Administered Low Molecular Weight Collagen Hydrolysate in Rats. J Ag Food Chemi. 2010;58 (2): 835–841.

Bello AE, Oesser S. Collagen hydrolysate for the treatment of osteoarthritis and other joint disorders: a review of the literature. Curr Med Res Opin. 2006;22(11):2221-32.

Porfirio E, Fanaro GB. Collagen supplementation as a complimentary therapy for the prevention and treatment of osteoporosis and osteoarthritis: a systematic review. Revista Brasileira de Geriatria e Gerontologia. 2016;19(1):153-64.

Wallace IJ, Worthington S, Felson DT, et al. Knee osteoarthritis has doubled in prevalence since the mid-20thcentury. PNAS. 2017;114(35):9332-6.

Schauss AG, Stenehjem J, Park J, et al. Effect of the novel low molecular weight hydrolyzed chicken sternal cartilage extract, BioCell Collagen, on improving osteoarthritis-related symptoms: a randomized, double-blind, placebo-controlled trial. J Agric Food Chem. 2012;60(16):4096-101.

Bruyère O, Zegels B, Leonori L, et al. Effect of collagen hydrolysate in articular pain: a 6-month randomized, double-blind, placebo-controlled study. Complement Ther Med. 2012;20(3):124-30.

Zdzieblik D, Oesser S, Gollhofer A, et al. Improvement of activity-related knee joint discomfort following supplementation of specific collagen peptides. Appl Physiol Nutr Metab. 2017;42(6):588-95.

Categorías: Blog

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: