fbpx

La fuerza de tu nombre

¿Dónde tiene la fuerza? ¿De donde viene? ¿Cuál es tu nombre oficial? ¿Cómo te llaman? ¿Te gusta que te llamen así? ¿Cómo prefieres que te llamen?

Dime: ¿Cuál es tu nombre?

Después de todas estás preguntas comenzamos.

Si quieres consulta conmigo me tienes por las redes sociales y también puedes escribirme por infoestaryser@gmail.com 

  • ¿Te has preguntado de dónde viene tu nombre?
  • ¿Le has preguntado a tu familia, a tus padres por qué eligieron ese nombre?
  • ¿Cuál es la historia?

Muchas veces nos llaman como a nuestro padre, abuelo, abuela, cómo a ese familiar o persona que se fue.

También nos pueden llamar como a un santo o algún ser espiritual por alguna creencia o algún motivo familiar.

¿Cómo escogieron tu nombre? ¿Con qué intención? ¿Por qué motivo lo escogieron?

El nombre propio es como una huella que nos define, cada nombre lleva una carga vibracional en  su persona, por eso es importante saber el motivo por el que nos ponen ese nombre y quién eligió ese nombre.

En nuestro nombre está condensada toda nuestra identidad, por ello si le colocamos a un hijo/a el nombre de un miembro de la familia y directamente se le está pasando la carga de esa persona, el nombre produce una serie de sucesos repetitivos en nuestro sistema familiar, a más  a más del linaje familiar, generacional y de género.

Vamos a verlo punto por punto:

*Nombre del sexo contrario a tu género

(Ej. Maria Jesús,  José María, …)

Indirectamente se le está diciendo al niño que se esperaba un sexo contrario al que tiene, en muchas ocasiones, los padres están agradecidos por el sexo que tiene el niño/a, pero en el interior esperaban el sexo contrario, no hay maldad, pero sí que hay una carga en ese niño/a,  que puede tener la sensación de que decepciona, de que no satisface esas expectativas hacia los padres, buscando complacerles a toda costa o sintiéndose divididos en esa doble energía. 

*Nombre de un santo

Se puede pretender saldar una deuda pendiente por ejemplo el niño estuvo en peligro mientras estaba en el vientre o bien un familiar y se hace como una especie de promesa a ese santo para agradecer  el resultado,  eso es una carga al niño de ese sufrimiento y sacrificio qué lleva el hacer esa promesa y se colocan expectativas sobre el de llevar una vida al servicio a los demás.

*Nombres de ángeles

(por ejemplo Gabriel Rafael Miguel…)

En este caso podríamos preguntar a esta familia si es que alguien murió joven en este sistema familiar, un aborto un hijo… ese familiar pequeño que se fue y energéticamente se le intenta  atraer con ese nombre, por otro lado también puede ser que costará mucho tener este embarazo o bien fuera un embarazo muy complicado.

En ocasiones cuando alguien se ha ido joven, quizá no ponen un nombre de Ángel, pero sí que repiten su nombre en el próximo bebe que nace, es como intentar volcar esa pérdida en el ser humano que llega, ahí le generamos mucho bloqueo al niño/a, energéticamente debería ser otra persona, los padres sienten liberación de su duelo y el niño/niña que recibe ese nombre una carga extra.

*Nombres de familiares que ya no están

Aquí sería muy útil hacer una revisión de la vida de esa persona, a ver si la historia se está repitiendo, agradecer la vida de la persona por la que llevas ese nombre, conectar con su energía para ver como se está manifestando en la tuya.

*El nombre que se repite en la familia

Hay muchos linajes familiares que repiten el mismo nombre una y otra vez, ese nombre tiene una influencia muy grande en el sistema familiar, por eso lo siguen colocando en diferentes descendientes, (Francisco, José, María, Juan, Dolores…)

Aquí es muy interesante ver la vida de todas esas personas y dónde está el punto en común, hay un patrón que se repite que se va pasando de generación en generación.

Cuando además ese nombre que se repite, es el de tu padre o el de tu madre hay como un deseo del progenitor a realizarse a través del hija, el hijo/a se siente con la responsabilidad de darle el honor a su padre o madre, y con ello la culpa si no logra los objetivos que cree que debe de lograr.

Completar lo que no pudo completar el progenitor, genera un peso muy grande sobre el hijo/a, el cual se le hace una vida pesada

*Los motes, diminutivos, el cambio de nombre.

Te cambia la vibración, entonces aquí haríamos un planteamiento,…

¿de dónde viene ese mote? ¿con qué motivo? y si ¿te gusta o no te gusta? 

Esa vibración muchas veces llega cuando es un nombre repetido en toda la familia, para poder identificar a cada miembro, entonces, tienes el peso del nombre repetido y un poco de ligereza si el mote que te dan te gusta. (Por ejemplo de Francisco: puede derivar a Fran, Cisco, Kiko, Paco…)  Esa manera particular de nombrarte te dará una identidad en la familia, que no tienes con el nombre generacional.

Cuando te llaman en diminutivo,  (Ej. María a Mari, Elizabeth a Eli, …) Es una vibración de tu nombre cortada, no estás conectando con tu persona en su totalidad, quizá hay una parte que se está intentando ocultar. 

Eso pasa mucho en la adolescencia, cuando aún no se tiene definido “quién soy”, a medida que la persona crece, nos enfocamos más y como quiero ser nombrada gana peso, por eso, no cortes el nombre a nadie si no te lo ha pedido, quizá le costó mucho llegar a sentirse así de completa para vibrar con su nombre al propio y por vergüenza no te lo dirá y por costumbre tuya de que quizás el nombre lo sentiste siempre en diminutivo, se lo pondrás, encima haciendo un desajuste vibracional en su persona.

Si la persona se presenta con diminutivo, uno de sus nombres, … es así como quiere ser nombrada y respetaremos eso siempre.

(Ej Maria José-Mariajo,  Maria Adela-María,  Alejandra-Alex,  Antonio-Toni…)

Cómo nos conectamos en el presente, con la influencia de nuestro nombre

  • Investiga de dónde viene, el ser consciente de ello te colocará a ti en el lugar correcto porque podrás aligerar la carga que no te corresponde al entender el motivo, si no conoces el motivo (los familiares que te lo pueden contar ja no están) genera que tú esa historia para ti, eso te dará un porque y te liberará.
  • Realiza un proceso personal para conocerte a ti y liberar la carga.
  • En algunas culturas las personas cuando llegan a su edad adulta se cambian el nombre a ese nombre que le resuena con su momento presente, eso es muy bueno, pero poco común.
  • Ten presente quién te dio el nombre, esa persona va a ejercer un lugar importante en tu vida, aquí si no son los padres, es un familiar o un amigo, esa persona será más referente en tu energía que tus propios padres.

Ya ves que la fuerza de nuestro nombre tiene muchísima importancia, para marcar quién eres y darte la vibración correcta.

Así que ahora dime: ¿Cómo te llamas?


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: