¿Embarazada? Que hacer – Determinados alimentos

¿Hay algunos que debo evitar? Sí. Deberá evitar o limitar el consumo de aquellos alimentos que tienen más probabilidades de estar contaminados por bacterias o metales pesados. Los que debería evitar durante todo el embarazo incluyen:
  • quesos blandos no pasterizados (a menudo vendidos como “frescos”), tales como el feta, el queso de cabra, el brie, el camembert, los quesos azules y el queso fresco propiamente dicho
  • leche, sidra y zumos de frutas no pasterizados
  • huevos crudos o alimentos que contengan huevos crudos, incluyendo mousses, tiramisús, masa para hacer pastas sin cocer o insuficientemente cocida, ponches de huevo, helados caseros y salsa César para ensaladas.
  • pescado crudo o poco hecho (sushi), marisco o carne crudos o poco hechos
  • patés y otras pastas para extender derivadas de la carne
  • carne procesada, como salchichas, hamburguesas (estas deberán hacerse pasadas de fuego) o productos de charcutería.
Asimismo, aunque el pescado y el marisco pueden ser una parte sumamente saludable de la dieta durante el embarazo (contienen ácidos grasos omega 3, son ricos en proteínas y bajos en grasas saturadas), debería evitar comer:
  • tiburón
  • pez espada
  • caballa gigante
  • atún (no hay ningún problema si consume cantidades reducidas de atún enlatado, preferiblemente claro)
¿Cuáles son los riesgos para el bebé? Aunque es importante comer abundantes alimentos saludables durante el embarazo, también deberá evitar las enfermedades que pueden transmitir algunos alimentos, como la listeriosis, la toxoplasmosis y la salmonelosis, que se pueden contraer al ingerir los alimentos contenidos en la primera lista. Esas infecciones pueden poner en peligro la vida del feto y pueden provocar anomalías congénitas o abortos.
Y los pescados arriba mencionados pueden contener niveles elevados de mercurio, que pueden lesionar el cerebro del feto en desarrollo.
¿Qué puedo hacer al respecto? Asegúrese de lavar a conciencia todas las frutas y verduras, que pueden transmitir enfermedades o contener residuos de pesticidas. Y esté atenta a los alimentos que compra y a lo que come fuera de casa. Cuando elija alimentos de origen marino, coma un amplio abanico de pescados y mariscos y limite la cantidad ingerida a unos 350 gr por semana —aproximadamente dos raciones. Entre los pescados y mariscos de consumo habitual de bajo contenido en mercurio se incluyen: el atún claro enlatado, el pez gato, el abadejo, el salmón y los camarones. Pero, puesto que el bonito del norte contiene más mercurio que el atún claro, es mejor no ingerir más de 175 gr (o una ración) de bonito del norte a la semana.
Es posible que tenga que prescindir de unas pocas cosas durante el embarazo de las que suele disfrutar. ¡Pero imagínese en lo deliciosas que le sabrán dentro de 9 meses!

– – – – – – – – – – – – – – –
*El Rincón de Larla, un lugar para relajarse y sonreír*
– – – – – – – – – – – – – – –
[Total:0    Promedio:0/5]
Enero 12, 2014

Deja un comentario