EJERCICIOS DE MEDITACIÓN PARA PERDONARSE A UNO MISMO

EJERCICIO 1

Inhala profundamente llevando el aire a tu bajo abdomen y exhala otra vez como si estuvieras dejando salir todos tus problemas y preocupaciones del día. Empieza también a respirar lentamente llevando el aire a la parte superior de tu pecho, e imagínate que la parte posterior de tu cuello se está abriendo, creando un túnel a través del cual las energías pueden fluir hacia arriba a través de tu cuerpo hacia el cosmos, y desde el cosmos hacia abajo, a través de tu columna vertebral hacia tus piernas y tus pies. Esta visualización te ayudará a fluir con las energías de esencias divinas y creativas.

Luego, visualiza una luz en el centro de tu pecho, que es tu Centro del Corazón. Ve cómo esta luz se vuelve más y más brillante a medida que continúas inhalando y llevando el aire hacia la parte superior de tu pecho. Empieza a abrir tu corazón más y más, permitiendo que mayor cantidad de luz fluya hacia adentro y hacia afuera de este centro de amor divino. Imagina la luz más bella que tú puedas visualizar; puede ser blanca, dorada o cualquier combinación de colores que tú sientas que demuestra el amor que tienes dentro de tu corazón. Continúa con esta visualización hasta que sientas que has logrado centrarte dentro de ti mismo y que estás en paz contigo y con el mundo.

Ahora, imagínate que estás sentado o parado en el centro de un triángulo formado por rayos de luz dorada. Observa cuán brillantes y radiantes son estos rayos de luz dorada. Date cuenta de que estos rayos son de una vibración más alta que aquélla a la que tú estás acostumbrado, y siente la energía que te están transmitiendo mientras te encuentras sentado o parado en el centro de este triángulo.

Ahora, visualízate a ti mismo y observa los rayos de energía dorada que están saliendo de tu corazón y que se están uniendo a cada una de las puntas del triángulo. Ahora eres uno con el triángulo. Coloca en una de las puntas del triángulo la imagen de alguien a quien amas mucho, y le envías tus deseos de amor y paz, y siente cómo este amor se refleja alrededor del triángulo. Siente cómo cada partícula de luz dentro del triángulo y dentro de ti comienza a resonar con este amor. En otra punta del triángulo coloca la imagen de alguien o de algo a quien o a lo que le tengas mucho cariño. Puede ser tu mascota favorita, tu guía, la imagen de un ángel, o tu paisaje predilecto. Usa tu imaginación. Y permite que la misma resonancia de amor emane de tu corazón hacia esta esquina, y siente cómo la intensidad de todo el triángulo se eleva en vibración.

Finalmente, coloca la imagen de alguien a quien aún no hayas perdonado en la última punta del triángulo, y siente cómo la resonancia del amor fluye automáticamente hacia esta persona de alrededor del triángulo y desde tu corazón. Concéntrate una vez más en las primeras dos puntas del triángulo y permite que la resonancia del amor fluya automáticamente alrededor del triángulo y convierta así en un triángulo de amor.

Puedes hacer este ejercicio tan seguido como lo consideres necesario. El propósito de este ejercicio es el de elevar la vibración de cualquier energía que estés reteniendo en tu aura proveniente de otras personas y situaciones en tu vida y que tú todavía debes liberar. Este ejercicio es el principio para descubrir la Maestría; ya que los verdaderos Maestros transforman todas las energías en luz. Bienvenido al camino de los Maestros.

EJERCICIO 2

Para el proceso de perdonarte a ti mismo es recomendable la práctica de la meditación diaria, en un lugar donde puedas estar en silencio y no seas molestado por lo menos durante veinte minutos. Haz que este tiempo sea especial para ti; toca una música suave y relajante que te guste; quizá quieras encender algunas velas y prender incienso. Haz lo que tú consideres que te ayuda a estar en paz y centrado.

Cuando empieces esta meditación, manifiesta tu intención de estar dispuesto a liberar todo dolor, culpa y vergüenza de tu cuerpo y de tus sistemas energéticos, y llama a las Fuerzas de Luz en el Universo para que te ayuden en este trabajo de liberación.

Cierra tus ojos, tranquiliza tu respiración e imagina una luz blanca dorada brillante que entra en tu cuerpo a través de tu corona. Gradualmente lleva esta luz, con tu respiración, a cada parte y a cada célula de tu cuerpo, y visualiza cómo las energías densas y grises son liberadas y limpiadas por esta luz.

Finalmente, agradécete a ti mismo y agradece a la luz por la transformación que acaba de tener lugar.

Por instagram es por donde estoy más activa

Cursos online entrando en este enlace

Gracias por Estar y Ser

Pilar Ramírez

Facebook, Fanpage, Twitter, Instagram y Youtube

Alejandra Bonfilio (ENID)


Pilar Ramírez

Gracias por Estar y gracias por Ser www.facebook.com/estaryser www.twitter.com/estaryserweb www.instagram.com/estaryser

13 commentarios

zoraida.bloguer · 13 julio, 2017 a las 13:59

Nunca he probado a hacer meditación, siempre he pensado que tiene que ser relajante lo de encontrarse a uno mismo y desconectar de todo a lo que estamos tan conectado actualmente.

Carolina Tovar · 13 julio, 2017 a las 16:12

Me gustaron bastante estos ejercicios, voy a intentar ponerlos en practica.

Sibaritismos de Inma · 13 julio, 2017 a las 16:36

pues tomo nota, no hago casi nunca meditacion, pero en alguna ocasion si lo he hecho, y es relajante, asi que tomo nota

mashabclothingandmore · 14 julio, 2017 a las 01:14

Gracias, creo que yo me veo con el ejercicio 2 como una forma no si si sea meditación pero si de reflexión y retrospección, ver que paso, que soy, a dónde voy y que necesito soltar, perdonar o dejar ir para seguir avanzando.
Saludos

María Creeycrea · 14 julio, 2017 a las 12:17

Me ha encantado!! Es genial poder Sanar todas las relaciones de esta manera y la más importante es con una misma!! 😉
Un besazo, neni!!

La Caja de Carola · 14 julio, 2017 a las 15:10

Es muy interesante lo que has publicado! Gracias por compartirlo con los demás!

María Sánchez Fabián · 14 julio, 2017 a las 15:21

¡ Muchas gracias ! Me ha gustado muchísimo y sin duda los pondré en práctica.

resiscrap · 14 julio, 2017 a las 23:27

Pues ha sido una entrada muy instructiva y muy práctica, hace tiempo que quiero practicar algun tipo de disciplina asi, yoga, pilates no se, porque realmente tampoco se lo que me podria ir mejor o si todo puede venir bien a todos… me ha gustado como lo explicas todo, lo sin dudas sobre como debo hacerlo y te garantizo que probaré!

rebecamlblog · 14 julio, 2017 a las 23:35

Mientras leia el post iba imaginando las indicaciones, al final he terminado relajada, gracias por estos consejos, creo que voy a empezar a practicar la meditación mas seguido.

Los caprichos de Geral · 15 julio, 2017 a las 13:20

Hola!!! Muchas gracias por estos dos ejercicios, la verdad es que no tengo mucho tiempo a solas..(tengo ni hija pequeña je je ) pero haría el ejercicio 1…. aunque el 2 también me gustó mucho. Algún día que pueda dedicarme a mi h are estos ejercicios de meditación

No hagas la guerra haz moda · 15 julio, 2017 a las 13:34

LO bien que me van a venir tus ejercicios llego unos días casada sin tiene para mi misma,, necesito vacaciones aunque sea unas vacaciones mentales…. meditación ohhh y mas ahora en rebajas dios trabajar en tienda en rebajas pufff gracias por tu post

Vanesa · 20 julio, 2017 a las 17:39

Hola Pilar, uno de mis grandes temas pendientes para este año es, precisamente, el poder sacar un tiempo para mí y la meditación así que gracias por dejarnos estos ejercicios, me van a venir genial para cumplir mi objetivo. Un besazo

No hagas la guerra haz moda · 28 julio, 2017 a las 15:58

Voy a tomar nota porque llevo unos días que necesito hacer ejercicio o algo y si encima puedo relajarme mejor jajajaj porque voy loca. Gracias!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: