¿Sabes que la celebración del día de San Juan y el mundo mágico de las hadas tienen mucho en común? Te explicamos el cuento de El Hada de San Juan para puedes compartir con tus hijos. ¡Descúbrelo!

“Sara era una niña muy ágil e inquieta. Bombardeaba a los adultos con preguntas, caminaba con movimientos que parecían sacados de una coreografía y reía con una carcajada que lograba contagiar a cualquiera. Además, siempre conseguía todo lo que se proponía. “Esta niña es pura energía”, decía siempre su madre. Pero a Sara le faltaba algo. Se sentía muy solita y quería compartir sus divertidas aventuras con alguien. Quería un hermanito, pero lo quería ¡ya!

Sarita ya había cumplido los seis años cuando tuvo su primer encuentro con el mundo de las hadas. Fue una tarde de domingo, en el jardín de su abuela, mientras el resto de la familia hacía la siesta. “¡Qué aburrido, todos duermen!”.

El verano ya se asomaba. Era víspera de San Juan. La lluvia se hizo presente cerca de media hora. El jardín olía a tierra fresca y había pequeños charcos que parecían espejos brillantes a los ojitos de Sara. Se acercó a uno de estos espejitos para contemplar lo que ella denominaba: el mundo al revés. En eso estaba cuando, de pronto, vió que, en el reflejo, había alguien más.

Era un ser hermoso y diminuto, que desprendía una luz y un calorcito que a Sara le relajaba. Sin duda, se trataba de un hada. “Hola, soy el hada del verano y estoy aquí porque tú deseas algo con locura. Tu deseo me ha atraído hacia ti”, le dijo el hada sonriente. “Sí”, contestó la pequeña, “¡quiero un  hermanito!”.

El hada del verano volvió a sonreír y empezó a hablar: “Pues bien, tienes que untar tus deditos en el agua de este charco. Después, tienes que buscar a tu mamá y marcar en su tripita la inicial del nombre que deseas para tu hermanito. Esta noche es especial. Es la noche de la verbena de San Juan. Antes de acostarte, ve y bésale la barriga a tu mamá”.

Así lo hizo. Su madre dormía la siesta y Sara escribió con agua del charco una gran “J” en la barriga de su mamá. Por la noche, antes de dormir, se despidió con besos por partida doble. Su madre se sorprendió de su actitud, pero al cabo de un ratito, ya no se acordaba.

Ahora, la casa de la abuela está más alegre y el aire huele a dulce bizcocho. Sara ayuda en la cocina a preparar deliciosos pasteles para celebrar San Juan. Celebra que llega el verano y el santo de su querida hermana, Juana.  “Mi Juani, la más guapa de todas, la de ojitos de hada”, aclara Sara cada vez que habla de su hermanita.

Una vez que los pasteles ya están dispuestos, Sarita coge del brazo a su hermana y, juntas, dejan un trocito de bizcocho en el jardín. Se ríen con complicidad, mientras su madre y su abuela las espían desde la ventana, sin entender por qué cada año hacen lo mismo”.

Cuento de Gloria Quevedo

Por instagram es por donde estoy más activa

Cursos online entrando en este enlace

Gracias por Estar y Ser

Pilar Ramírez

Facebook, Fanpage, Twitter, Instagram y Youtube


Pilar Ramírez

Gracias por Estar y gracias por Ser

www.facebook.com/estaryser
www.twitter.com/estaryserweb
www.instagram.com/estaryser

8 commentarios

Patricia · 28 junio, 2017 a las 18:03

Hola! Es un hermoso cuento. No lo había leído antes, pero a la verdad que me transporto a mi niñez. Gracias por compartirlo!

mashabclothingandmore · 28 junio, 2017 a las 22:43

Gran cuento de Gloria Quevedo, es hermoso, no lo conocía y me ha encantado, esta lleno de nostalgia. Gracias por compartir

Montse Glezz · 29 junio, 2017 a las 01:49

Es una preciosa historia, me ha encantado, seguro se la cuento a mis sobrinas.

Maléfica · 29 junio, 2017 a las 12:03

Hermoso cuento. El día de San Juan en mi país lo asocian mucho con el salir de las Mariposas y la carreras de caballos.

Any Early Bird · 30 junio, 2017 a las 11:19

Es una preciosa historia para oír en una noche tan especial… Creo que al final purificándonos con el fuego (quemando las cosas malas etc) intentamos en cierta forma volver a tener esa “ingenuidad” de los niños de que cualquier cosa buena puede pasar. Gracias por el relato!

Cami a l'estel · 30 junio, 2017 a las 15:52

Un cuento muy hermoso este de la Hada de San Juan. me ha gustado mucho y a los niños seguro que les encanta.
La noche de san Juan es mágica, tiene algo de especial que me encanta. Será que es la noche más corta del año y que es una de las más mágicas. Donde yo vivo se celebra con hogueras, petardos y cenando todos juntos con amigos o familiares. Es una noche especial y muy bonita

Vanesa · 3 julio, 2017 a las 18:44

Hola hermosa, me parece un cuento precioso.. que de historias y leyendas hay en torno a fiestas tan populares como esta, me encantan las recopilaciones que hablan de ellas aunque de San Juan no me ha dado por leer nunca. Muakss

No hagas la guerra haz moda · 4 julio, 2017 a las 07:44

Me encanta este tipo de historias mitos y todo esta no me la sabia yo tengo había oido otras no si sabes que en Andorra hay un lago y es día a las 00:00 de la noche esta prohibido ir a ese lago ya que dicen que están las brujas haciendo conjuros y si te ven te convierten en gato negro.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: