Cómo dar reiki en una emergencia

Generalmente cuando visualizamos una sesión de Reiki lo hacemos en un ambiente de máxima tranquilidad, pureza y quietud. Pero… ¿qué ocurre cuando queremos dar Reiki en una situación de emergencia?
Os voy a contar una situación vivida hace un año aprox. Mientras andaba por el centro de la ciudad donde vivo, sin darme cuenta me encontré en mitad de una manifestación.
Avanzaba entre la gente como podía utilizando la mayor “delicadeza” para no interferir en “la reivindicación” de las personas que allí se habían juntado.
De pronto, justo a mi lado un hombre de mediana edad se desplomó quedando en el suelo con los ojos abiertos.
En ese momento no pensé absolutamente nada, sólo giré y abriendo los brazos me acerqué al hombre y como por arte de magia toda la gente que había alrededor formó un círculo dejándonos al hombre y a mi con cierta comodidad.
El hombre no podía hablar, sólo me miraba.
Lo primero que hice fue gritar: “¡Llamad a una ambulancia!” y al mismo tiempo, mentalmente, me conecté con la Divinidad para pedir Reiki en ese mismo momento y lugar.
No hice el ritual que utilizo cuando doy sesiones de Reiki, sólo puse toda la intención para ser un canal de la Energía Universal que es completamente sabia y sabe hacer su trabajo.

Llevé mis manos a su coronilla y a su corazón y allí me quedé en silencio.

El hombre seguía sin hablar y me seguía con la vista en silencio, en pocos segundos comenzó a relajarse, la mirada de ansiedad que tenía en un primer momento se convirtió en una mirada de tranquilidad y paz. Su respiración también se fue relajando y de pronto, todo el ruido de la manifestación pareció callarse.

Sólo nos mirábamos en silencio pero en realidad sentíamos algún tipo de comunicación.
Unos minutos después llegaron un par de médicos y quité las manos dejando espacio para que hagan su trabajo. Comprendí que había completado mi papel en esa situación de emergencia y que debía seguir camino, mirando al hombre, que me seguía prestando atención me giré saludándolo en silencio con una leve sonrisa y seguí mi camino agradeciendo a la Divinidad el apoyo otorgado.
Ese mismo día, por la noche, busqué información sobre usar el Reiki en situaciones de emergencias y encontré lo siguiente:
El Reiki utilizado en situaciones de emergencia:
  • Relaja a la persona que, por ejemplo, ha sufrido un accidente.
  • Mejora la situación de dicha persona ayudándola a relajarse.
  • Alivia los síntomas de situaciones de shock.
  • Incluso puede disminuir y hasta cortar hemorragias internas o externas.
En síntesis, usar o dar Reiki en emergencias puede ayudar mucho a la persona afectada mientras estén de camino los servicios de emergencias.
Si conoces algún caso o te has visto en mitad de uno y deseas compartirlo, adelante, déjalo en los comentarios. Como siempre, todo aprendemos de todos, ¡muchas gracias!

¡Comparte este artículo con el Universo!

Siéntete libre de compartir poniendo un enlace a mi blog
[Total:0    Promedio:0/5]
Octubre 9, 2015

  • Deja un comentario