¿Cómo afecta la “nueva normalidad” a la salud ósea y articular?

No cabe duda de que la salud de las articulaciones y huesos influye directamente en la calidad de vida. De hecho, nuestros niveles generales de movilidad y bienestar dependen de los sistemas articular y óseo. La mala noticia es que los problemas de salud relacionados con estas funciones cada vez más comunes; en cambio, la buena nueva es que tenemos opción de ayudar a prevenir estas afecciones de forma natural y sencilla.

¿A quiénes afectan los dolores articulares?

Este tipo de aflicciones tienden a asociarse con un grupo demográfico de personas mayores, aun así, pacientes de todas las edades están experimentando problemas de salud como dolores de muñeca y de cuello. Esto se puede atribuir a los estilos de vida modernos, en los que los consumidores pasan una proporción significativa de tiempo frente a dispositivos digitales, sin tomar descansos ni mantener la postura correcta.

Una de las formas de favorecer la función de nuestras articulaciones y huesos es abordar una serie de cambios en la dieta. Para ello, se recomienda recurrir a alimentos como las verduras (brócoli), las bayas (frambuesas), las especias (cúrcuma y jengibre) o el aceite de oliva, entre otros. También puedes optar por el campo de la suplementación, con una serie de complementos nutricionales para mejorar la salud de las articulaciones y los huesos.

El Coronavirus y la movilidad

Según los resultados de un estudio realizado en todo el mundo, un 19% de los encuestados confirmaron que no estaban satisfechos con la salud de sus articulaciones, mientras que un 20% no estaba seguro de ello. Concretamente, el 6% dijo que se han vuelto más conscientes de la salud de sus articulaciones y huesos como resultado del COVID-19.

Se trata de una cifra más baja que en otras áreas de la salud, como el sistema inmune. Sin embargo, una proporción importante de la sociedad está preocupada por las consecuencias que puede tener el confinamiento en la salud de articulaciones y huesos. Esto se debe a los altos niveles de inactividad combinados con los malos hábitos alimenticios.

Actualmente, las personas que desean mejorar la salud del sistema articular recurren a alimentos más saludables en sus dietas y suelen practicar más ejercicio físico. De hecho, el 56% de los participantes dijeron que están interesados ​​en productos alimenticios y bebidas que apoyen a las articulaciones y huesos.

Consejos

La realidad es que, a largo plazo, los problemas de salud relacionados con partes del cuerpo como la muñeca y el cuello se volverán más comunes. En gran medida, esto lo provocan algunos métodos de trabajo y la dependencia de los dispositivos digitales.

Por lo tanto, adquirir hábitos ergonómicos y saludables en nuestro día a día puede ser beneficioso para la salud de articulaciones y huesos. Además, el mercado de alimentos y bebidas de origen natural con propiedades beneficiosas para nuestro sistema articular, está creciendo. No dejes de moverte, haciendo algo de deporte o ejercicio físico a diario, come sano y visita a tu médico para consultar cuál puede ser el suplemento alimenticio más apropiado para mejorar tu salud ósea.

Referencias

  1. Endstrasser F, Braito M, Linser M, Spicher A, Wagner M, Brunner A. The negative impact of the COVID-19 lockdown on pain and physical function in patients with end-stage hip or knee osteoarthritis. Knee Surg Sports Traumatol Arthrosc. 2020 Aug;28(8):2435-2443.
  1. Disser NP, De Micheli AJ, Schonk MM, Konnaris MA, Piacentini AN, Edon DL, Toresdahl BG, Rodeo SA, Casey EK, Mendias CL. Musculoskeletal Consequences of COVID-19. J Bone Joint Surg Am. 2020 Jul 15;102(14):1197-1204.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: