Hola  a todos, seguro que en algún momento habréis visto este texto: Coge un plato y tíralo al Suelo

 

Coge un plato y tíralo al Suelo….

Siento que esas palabras son muy ciertas, nos podemos equivocar, estamos en este mundo para aprender y evolucionar y a veces la cagamos de tal manera que repercute en las personas que nos rodean, generando en ellos un roto y eso no se recupera. Coge un plato y tíralo al Suelo

Se puede volver  a tener relación, seguir queriendo y amando pero ese roto esta ahí…

Porque os habréis encontrado todos cuando nos pasa algo con alguien, si disculpa y decimos no pasa nada, todo esta bien. ¿Pero realmente todo esta bien? ¿La relación sigue igual que estaba? ¿o hay una pequeña brecha?

Sentir esa decepción, esa tristeza y esa pequeña separación, duele, ¿y que hacemos con ello? Coge un plato y tíralo al Suelo

¿Como podemos reconstruir ese plato?

Si somos nosotros los que lo hemos roto, aprendiendo. Aprender a tratar a los demás con amor, respeto y confianza. Igual que nos gustaría ser tratados. Permitiendo ser a cada cual cómo es y siendo nosotros mismos a cada instante.

Y para cuando nos a tocado ser el plato, para mi el mejor consejo es no esperar, con esto quiero decir lo siguiente.

No esperar que los demás actúen y hagan las cosas como nosotros queremos que las hagan, no poner expectativas en que los demás actuarán como yo creo que lo harán. Eso lo más seguro es que no pase y nos sintamos decepcionados.

Si conseguimos amar plenamente, respetar que cada persona como es, comprender que tiene su camino y nosotros el nuestro y confiar en nosotros mismos, todo fluirá de mejor modo, haciendo que las veces que nos podamos sentir rotos sean menos.

¿Que otros consejos darías tu para este escrito?

¿Te has sentido alguna vez así? ¿Que has echo?

 

Por instagram es por donde estoy más activa, SÍGUEME

Y podréis ver los cursos online entrando en este enlace

Nos vemos en los comentarios proponerme lo que queráis y a ver si consigo el reto.

Gracias por Estar y Ser

Pilar Ramírez

Facebook, Fanpage, Twitter, Instagram y Youtube


Pilar Ramírez

Gracias por Estar y gracias por Ser www.facebook.com/estaryser www.twitter.com/estaryserweb www.instagram.com/estaryser

14 commentarios

Nananá Mami · 4 septiembre, 2017 a las 14:32

Me gusta mucho esta reflexión

Tus palabras me recuerdan muchisimo a una gran amiga a la que le pido muchísimas veces consejos, y me dio en su día el mismo consejo.. no esperes que los demás actúen y debemos aprender que cada uno es como es.

¡¡ Te mando un beso muy grande !!

Lorena Molina · 4 septiembre, 2017 a las 16:08

Pues es así, cuando alguien te decepciona o te hace daño, sientes que la relación no puede ser la misma que antes y es muy frustrante. Lo mismo que si eres tú quien hace el daño.
He aprendido que para no sentir decepción por nada ni nadie lo mejor es no esperar nada de nadie ni de nada, actuar desde el corazón y con amor independientemente de todo. Haz el bien y no mires a quien, es un buen refrán.
Como tú dices, sin expectativas y sin esperar que actúen como quisiéramos.

✌️❤️

Any Early Bird · 5 septiembre, 2017 a las 11:50

Hola Pilar! A ver, a mí cuando meten la pata conmigo me gusta oir: “lo siento, ¿qué puedo hacer para enmendarlo?”. Creo que mi dolor pasa un poco mejor si el de enfrente tiene alguna intención de mejorar el problema. Y yo, obviamente, me disculpo igual. A veces sirve, a veces no. Pero estás pidiendo disculpas y mostrando buena voluntad en la misma frase. Y ya si tienes la suerte de que el de enfrente te diga “mejorarías la mala situación que has creado si hicieras X” pues sería un lujo y te ahorrarías tiempo de malas caras y no saber qué hacer para no perder una amistad, una pareja… Es mi consejo. Tu post me encanta! Un abrazo!

    Pilar Ramírez · 5 septiembre, 2017 a las 14:50

    pues tienes muchas razón, me encanta tu opinión y como complementa al artículo!!!

Barbara Gees · 5 septiembre, 2017 a las 14:09

Que gran verdad y que gran metáfora!! A veces no nos damos cuenta del daño que hacemos, pero tenemos que tener cuidado porque a veces no se puede solventar muy fácilmente…

Bellas y estupendas · 5 septiembre, 2017 a las 14:28

Hola guapa! Me ha encantado tu reflexión, yo la verdad es que intento ser respetuosa con los demás y actuar con el corazón pero si alguna vez me equivoco no me cuesta trabajo pedir perdón y a veces espero que los demás actúen de la misma manera y eso no siempre ocurre, por ello tienes toda la razón cuando dices que debemos permitir ser a cada uno como es para que todo fluya de la mejor manera. Me ha encantado tu post. Un beso.

María Sánchez Fabián · 5 septiembre, 2017 a las 15:28

¡Hola guapa! Me encantan tus reflexiones. Es una gran verdad, por eso mismo siempre intento hacer las cosas lo mejor posible y sin dañar a nadie. Si me equivoco siempre pido perdón y muchas veces espero lo mismo de los demás, pero a veces ese perdón nunca llega.., como bien dices no debemos de crearnos expectativas sobre la forma de actuar de los demás.

La Leonera Potinguera · 6 septiembre, 2017 a las 11:45

En esto no sabría que opinar, porque aunque soy una persona que respeta a los demás, a mi ese respeto no me lo devuelven, y por tanto dejo de hablar con esa persona.

lara · 6 septiembre, 2017 a las 14:49

Hay cosas que son difíciles de reconstruir para mi este plato significa mi confianza una vez me traicionas se rompe.. es muy difícil que se componga y depende la personas es imposible y con el tiempo.

isabelyo · 7 septiembre, 2017 a las 15:32

Hola. Que planteamiento más difícil de llevar a cabo. La mayoría de las veces nos enceramos y no queremos lo fácil que sería dar el paso para arreglar la situación Buena entrada. Besos.

sandraduky · 8 septiembre, 2017 a las 12:01

Me ha encantado la reflexión, dependiendo el daño causado la brecha puede ser menos o más grande, hay que aprender a pedir perdón a tiempo, aunque a veces eso sólo no soluciona el problema, tal vez tratar de ver si hay alguna solución si reamente queremos arreglarlo. Se intenta no hacer daño, pero a veces la imprudencia o no pensar las cosas puede llevar a equivocarte.

Vanesa · 8 septiembre, 2017 a las 17:36

Confieso que cuando he leído el título pensaba que te referirías a otra cosa pero aún así me ha parecido muy buena metáfora, en ocasiones hacemos daño a los demás y no nos damos cuenta de la mella que hacemos aunque ellos sigan aparentemente normal con nosotros, algo que es recíproco. Para mí la moraleja es precisamente tratar a la gente como nos gustaría que nos tratasen, nada más. Muaks

Javier Alonso Saiz · 9 septiembre, 2017 a las 20:34

La verdad que cuando cometemos un daño a una persona, aunque pidamos disculpas, ocasionamos un daño que no es fácil de reparar.
No vale con disculparse, sino hay que poder remedio y soluciones para no volver a fallar a esa persona

fillippoygamboa · 10 septiembre, 2017 a las 13:39

Hola guapa! Qué buena reflexión. Mi madre me enseñó este escrito have mucho y me enaelava de la vida en pareja. Es verdad, he estado en ambos lados del plato en otras relaciones y es muy difícil tratar de remendarlo o esperar que me remienden. Muy buena reflexión!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: