Los ciclos lunares alimentan nuestra existencia y nos elevan los pensamientos por encima de la vida cotidiana. Debemos entender la importancia de trabajar el Ser Interno para poder aumentar nuestra frecuencia lunar. 

El año está formado por trece meses lunares de veintiocho días cada uno, mas un día “fuera del tiempo”Cada mes lunar tiene cuatro lunas, iniciándose la noche de luna nueva y llegando a su centro durante la luna llena.

La luna es la Diosa, visible, luminosa, bella y serena en todas sus formas. Es la Doncella en su fase creciente; la Madre, en luna llena; la Guerrera o Hechicera en fase menguante y la Anciana Sabia o la Bruja durante la luna nueva.


Es bien sabido por todos que el ciclo lunar influye en las mareas, en las cosechas, en el crecimiento del cabello, en los partos… y por supuesto en nuestro ciclo menstrual. La mujer tiene su propio ciclo interno con sus cuatro lunas que pueden estar o no sincronizadas con el ciclo lunar. Cuando el ciclo menstrual coincide con el ciclo de la luna, las energías son más armónicas e intensas, ayudando a la mujer a avanzar hacia su sabiduría interna llena de poder.


Del mismo modo que la luna cambia, también cambian nuestras hormonas y nuestra energía dando lugar a diferentes cambios internos (preovulación, ovulación… ) y anímicos ( nos sentimos crecer y decrecer).



Siéntete libre de compartir poniendo un enlace a mi blog
Categorías: Energía femenina

Pilar Ramírez

Gracias por Estar y gracias por Ser

www.facebook.com/estaryser
www.twitter.com/estaryserweb
www.instagram.com/estaryser

5 commentarios

Cristina Escudero · 25 agosto, 2016 a las 13:24

No soy mucho de estas cosas…pero siempre esta bien saber cosas nuevas y abrirse a lo desconocido!

marcelle mndza · 25 agosto, 2016 a las 14:01

Esto ya lo habia escuchado De mi abuela. Ella decia que la luna afectaba en l periodo. Me acuerdo bastante bien que al ciclo menstrual ella lo llamaba la luna

María Creeycrea · 25 agosto, 2016 a las 19:35

Exacto Marce!! Os recomiendo el libro Luna Roja trata sobre esto, sobre las lunas sangrantes y las que ya no (o todavía no) sangran (menopausia, o infancia) y la verdad es que está muy interesante!!

Y por cierto, hoy me bajado mi Luna roja 😉

Anto Martini · 26 agosto, 2016 a las 00:32

¡Hola Pilar! Me encanto la entrada! Vos sabes que algo se por mi mama, que en realidad lo poco y fundamental que sabe es gracia a mi abuela y bisabuela. Creo que son cosas que se van pasando de generacion en generacion, pero se van perdiendo varios detalles. Asi que me viene de diez refrescarlos con tu entrada. Me encanta 🙂
Gracias por la info! Besos!

Pilar Magia Natural · 26 agosto, 2016 a las 11:15

yo la tengo al caer tb, esta mie cuerpo preparandose

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: