Ansiedad o depresión ¿Qué me pasa?

Los trastornos psicológicos que más nos afectan en estos tiempos son la ansiedad y la depresión y aunque son muy parecidas tienen ciertos puntos en los que podemos diferenciar las dos patologías.

Parece que el estrés, los cambios energéticos, las preocupaciones, los miedos… todo está latente día a día y el cuerpo va recibiendo todo eso hasta que sale, porque siempre sale, aunque no queramos escuchar al cuerpo, ignorar lo que nos pasa, centrarnos en otras cosas y hacer ver que no sentimos lo que estamos sintiendo. 

Tener depresión no es ser una persona pesimista, que no quiere relacionarse y solo quiere estar en casa llorando y compadeciéndose. Porque quizá, ese es el pensamiento que la mayoría tiene de la depresión. Este artículo sobre ideas equivocadas sobre la depresión es muy interesante. 

Cuando tenemos ansiedad o depresión es porque emocionalmente hay algo en nuestro interior que se a visto alterado y es una llamada para poder reordenar nuestro interior. 

¿Cómo diferenciar la ansiedad y la depresión?

Diferenciar la ansiedad y la depresión no siempre resulta sencillo por la similitud de algunos de sus síntomas, delante de una misma situación, una persona puede reaccionar desarrollando ansiedad o depresión, ya que las dos son formas de adaptarse al entorno.

Estas son sus principales diferencias:

-Modo de interpretación

Tanto la ansiedad como la depresión son formas de reaccionar ante eventos externos o internos:

  • Si ese evento lo interpretamos como una amenaza, se disparara nuestro sistema de alerta o ansiedad
  • Si lo percibimos como una pérdida o fallo, es probable que se active el sistema de conservación de energía que dará lugar a la depresión.

– Miedo o tristeza

  • La ansiedad es una emoción que aparece cuando una persona se siente amenazado por un peligro externo o interno. El miedo es el sentimiento prevalente.
  • En el caso de la depresión, el sentimiento destacado es la tristeza.

– Cuadro clínico

  • La ansiedad se manifiesta en forma de varios desajustes a nivel cognitivo y psicofisiológico. Sus síntomas más frecuentes son: dolor abdominal, diarrea o necesidad frecuente de orinar, mareos, cefaleas, tensión muscular, respiración agitada, frecuencia cardiaca rápida e irregular, sudoración, temblores, fatiga, irritabilidad y problemas de insomnio.
  • Los estados depresivos conllevan sentimientos de culpa o falta de autoestima, cambios drásticos en el apetito, sensación de cansancio y falta de concentración. También pueden ocasionar trastornos del sueño.  

– Futuro o presente

  • La ansiedad se relaciona con lo que esperamos que va a pasar respecto al futuro, con un temor a que se produzcan las consecuencias desagradables que se presuponen van a suceder.
  • La depresión, por el contrario, tiene que ver con una poca valoración de la propia persona y una tristeza profunda en el momento presente. El futuro no forma parte de la depresión.

– Variaciones en un mismo día

  • En la ansiedad no hay variaciones de estado a lo largo del día ni de las diferentes estaciones del año.
  • Estas alteraciones sí se producen en personas con depresión.

– Capacidad de disfrute

  • Con la ansiedad no se ve necesariamente afectada la pérdida del disfrute o placer.
  • En la depresión si.

Algunos datos según la OMS (organización mundial de la salud)

Las previsiones de la Organización Mundial de la Salud estiman que para el año 2020 la depresión se constituya en la tercera causa de morbilidad al lado de las enfermedades coronarias y los accidentes de tráfico y como la primera causa de incapacidad. En España se calcula que alrededor de un millón y medio de personas sufren este trastorno y que, a lo largo de su vida, entre un 20 y un 25 por ciento de las mujeres y entre un 7 y un 12 por ciento de los hombres padecerán algún episodio depresivo. 

Los trastornos de ansiedad también son más frecuentes en las mujeres. Según datos de la OMS, un hombre tiene la mitad de riesgo que una mujer de sufrir ansiedad a lo largo de su vida. La edad de inicio de esta patología se sitúa entre los 20 y los 40 años, y la posibilidad de padecerla disminuye a medida que la edad aumenta; entonces da lugar a otras formas de ansiedad que tienen su base en los estados depresivos

Otros artículos que quizá te puedan interesar:
Qué hacer cuando se sufre ansiedad
¿Quieres un cambio en tu vida?
Liberar los miedos – Exceso de información
Flores de Bach – Cambios
5 pautas para eliminar la basura emocional
Guía para principiantes: Cómo ser feliz todos los días
¿Que es el REIKI?
Flores de Bach – Cada emoción afecta a su órgano

¿Cómo controlar la ansiedad?

 

¿Tu has sufrido ansiedad o depresión o bien conoces a alguien que esté pasando por eso?

Nos vemos en los comentarios

Por instagram es por donde estoy más activa

Cursos online entrando en este enlace

Pilar Ramírez

FacebookFanpageTwitter,Instagram y Youtube

Fuente: Cuidateplus


Pilar Ramírez

Gracias por Estar y gracias por Ser www.facebook.com/estaryser www.twitter.com/estaryserweb www.instagram.com/estaryser

17 commentarios

María Sánchez Fabián · 14 marzo, 2018 a las 21:45

Hola guapa. Es duro pasar por esta situación…, sé perfectamente lo que se siente y es horrible. He vivido las dos circunstancias así que me ha gustado leer tu post sobre este tema porque no se suele hablar de él y es muy importante. Besos.

Monica Chic · 14 marzo, 2018 a las 23:01

Hola, la verdad que cualquiera de estas dos situaciones es difícil como no sea la ciudad de la depresión, como tú dices desórdenes que tenemos que aprender a controlarlos, y pensar siempre en positivo gran post Gracias por compartir esta información feliz tarde

Agustina · 14 marzo, 2018 a las 23:36

Hola Pilar seryestar, por suerte puedo decir que no he tenido ansiedad ni depresión.Épocas de estrés y nervios si, pero contralados sin llegar a más. Del mismo modo que he pasado por episodios de tristeza por vivir acontecimientos duros pero sin llegar a causar depresión. Con este post puedes ayudar a muchas personas que se encuentren en esta situación, gracias. Un saludo

Bellas y estupendas · 15 marzo, 2018 a las 12:57

Hola guapa! La verdad es que por suerte no he sufrido ninguna de las dos ni ansiedad, ni depresión, pero si he tenido una persona cercana a mi que si ha sufrido depresión debido como tú bien dices a un cumulo de cosas, preocupaciones y problemas que se van acumulando y al final sale como ansiedad o depresión y es una situación muy difícil pero con tiempo y paciencia se sale. Gracias por compartir esta información tan importante. Un beso.

Mayte Méndez · 16 marzo, 2018 a las 14:57

Buenas guapísima
Hace poco he pasado por las dos cosas y ahora mismo voy levantando cabeza, se lo que se siente y demás. Me ha gustado mucho leer tu post . A mi me ayudo mucho ir a una psicóloga y hablar con amigas del 2.0 que estaban y algunas están pasando algo parecido.
Mucho animo

Vanesa Giménez · 16 marzo, 2018 a las 19:29

Hola hermosa, desafortunadamente ambas patologías son más comunes ahora mismo de lo que deberían y es que con el ritmo frenétido del día a día, los problemas, la crisis, etc, enfrentarse a la vida no es fácil pero he de reconocer que yo no lo he sufrido o al menos no depresión. Sí ansiedad, sobre todo en ocasiones puntuales por el trabajo y a raíz de la enfermedad y posterior fallecimiento de mi madre pero lo pude ir superando sin necesidad de ayuda. A día de hoy estoy bien y muy orgullosa de ir saliendo de todo.. muaksss

Chechu Rebota · 16 marzo, 2018 a las 21:11

¡Un post fantástico! Normalmente con estos temas nos dejamos llevar por prejuicios y tópicos y al final resulta que no sabemos nada de lo que hay tras estos trastornos. me ha gustado especialmente que los compares porque en ocasiones es difícil diferenciarlos y eso puede ser un problema tanto para quien lo padece como para las personas que lo rodean.

Violeta León · 17 marzo, 2018 a las 00:27

Excelente artículo, me encanta que has cubierto todas las señales tanto de depresión como de ansiedad. Por experiencia, vivo en una familia donde prevalecen ambos casos y es una situación muy complicada tanto para quien la tiene como para las personas que estamos alrededor haciendo todo lo posible por darle las herramientas para salir de ese estado. Generalmente suelo acudir a las flores de bach, sin embargo, alejarse de los ambientes tóxicos es una de las claves para mejorar.

Bloomir · 17 marzo, 2018 a las 11:04

Hola buenos días! Leyendo tu post me dado cuenta de que lo que yo alomejor pensaba que podia a ver tenido en un momento dado, no es ni una cuarta parte. Ansiedad tiene unas variantes normalizadas que leyendote no tienen nada que ver. Gracias por tus aclaraciones, muy buen post.

Ana · 18 marzo, 2018 a las 23:53

Interesante este artículo. La verdad que no me había parado a pensar estas dos diferencias. Gracias por ayudarnos a detectarlo, yo ahora mismo no paso por un buen momento. Hay algo en mi interior que está alterado, busco qué me falta para la felicidad.

    Pilar Ramírez · 19 marzo, 2018 a las 18:14

    Pues si te sientes de ese modo es el momento ideal para encontrar lo que te motiva, antes de que una rutina que no te llena te pese. A mí me funciona muy bien cuando quiero conectar conmigo hacer cosas que me desconectan del mundo y me gustan, como pintar o meditar.

Adoradas Pequeñeces · 19 marzo, 2018 a las 16:48

Hola Pilar,
Excelente artículo, es muy completo y me parece fantástica la forma en que lo has estructurado puesto que ayuda bastante a diferenciar la ansiedad y la depresión. Estoy segura que, con este post, puedes ayudar a muchas personas que se encuentren en cualquiera de ambas situaciones, gracias. Lo más importante es saber qué te ocurre para actuar en consonancia. Un saludo

Chanel No 14 · 19 marzo, 2018 a las 18:32

Hola guapa! Por suerte, ya estoy empezando a pasar estos pensamientos, pero no hace mucho lo pasé realmente mal, ya que no tenía sólo uno de los dos trastornos, tenía los dos y la verdad que era horrible, y no solo para mí, sino también para toda la gente que está a mi alrededor.
Un beso, Chanel. ❤️

mashabclothingandmore · 19 marzo, 2018 a las 19:32

Gracias Pilar, la verdad que importante es conocer el cuadro clínico entre la ansiedad y depresión para identificarlos en nuestra conducta y tratarlo como mejor convenga….
Definitivamente ayudará amuchas personas…un abrazo

zoraida. bloguer · 19 marzo, 2018 a las 20:22

Creo que esa idea de una persona llorando en casa cuando tiene depresión es la que casi todo el mundo tenemos aunque sea equivocada. Esta muy bien esta comparativa porque hay muchos puntos que asociaba a la depresión que por lo que veo se consideran ansiedad y no la primera que yo pensaba.

rebecamlblog · 21 marzo, 2018 a las 01:57

He padecido de ambas, no sé cuál es peor, hace poco tuve un ataque de ansiedad que terminó afectando mi estómago, entiendo que no hay medicinas que las traten, solo depende de la fuerza de voluntad que uno ponga para poder superarlas, me alarma las cifras de ese estudio porque el año 2020 está a la vuelta de la esquina y no puedo creer que estos males avancen a pasos agigantados.

Con Libros y chocolate · 21 marzo, 2018 a las 12:38

Creo que todos en algún momento hemos atravesados por alguna de está dos situaciones, y entiendo que puede resultar normal, y único mala sería permanecer allí, y no buscar una solución

Deja un comentario

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE
A %d blogueros les gusta esto: