fbpx

Los amores del pasado vuelven cuando menos lo esperas

Hoy me llego un artículo y lo quise compartir y comentar por aquí.

«Los primeros amores siempre están ahí», solía decir Antonio Gala.

Uno de los desafíos para lidiar en las relaciones de pareja son la vuelta de las primeras relaciones, en muchas ocasiones esa vuela de un viejo amor de uno de los miembros de la pareja no es una situación deseada y puede hacer tambalear la relación.

Quienes éramos quienes somos. 

Solemos olvidarnos de que vivir en pareja lleva una rutina, al aparecer un antiguo amor nos remueve por completo, nos hace volver al pasado, recordar que sentíamos, quienes éramos y quienes somos, eso lleva a que si quienes somos ahora, no es una versión mejor, podemos removernos en exceso.

Lo que ocurre cuando nos reencontramos con alguien a quien deseábamos, amábamos,…, pero las circunstancias externas nos separaron: nuestros sentimientos seguramente serán mucho más fuertes que ante alguien a quien acabamos de conocer, puesto que compartimos un pasado en común que percibimos como ideal, y pretendemos ajustar cuentas con ese pasado.

Siempre

Siempre hay un deseo de saber qué hubiera pasado, o si ahora volvería a pasar lo mismo que aquella vez… pero ahora son dos personas distintas a aquellas, y si no queremos cambiar al otro y hay unas bases claras y asentadas, ¿por qué esta vez no va a salir bien? Existen parejas que maduran juntos y otras lo hacen por separado, sólo que se volvieron a encontrar en el momento justo y habiendo superado cada etapa, vuelven a formarse y perduran en el tiempo», apunta a tal respecto María José Pérez Psicóloga en terapia familiar y de pareja

Siempre que la relación acabase de forma agradable y que los recuerdos no sean dañinos, se despertará en nosotros un sentimiento de “echar de menos”, sentirse deseado de nuevo, imaginar en ese recuerdo, más aún cuando ese deseo lo vuelve a provocar después de mucho tiempo quien un día fue tu novio o novia.

Cuando antiguas parejas se encuentran de nuevo, tienen que realizar un esfuerzo consciente y fuerte para controlar sus emociones, su cuerpo… para evitar caer en la tentación, pero es más no solo caer en la tentación si no en el trabajo de amor propio de comparar tus dos versiones.

Lidiar contigo.

Es difícil encontrarse sólo una vez y recordar tiempos mejores sin reavivar viejos sentimientos. Pensar que el amor por su pareja actual les parará no suele ser suficiente, porque no es algo que depende y que esta en ese bando, es algo que pasa en tu interior, que esa dualidad te remueve por dentro y te hace lidiar contigo.

Aquí dice la psicóloga «para poder llegar a tener la pareja que deseamos, la confianza en nosotros mismos y en el otro es fundamental, aunque no lo único.

En muchas parejas falta comunicación, entendimiento y diálogo fluido, y no podemos contentarnos con los tópicos de ‘al llevar muchos años juntos no nos queda mucho que decir’ o ‘si ya nos conocemos, no nos hace falta hablar para entendernos’ porque siempre hace falta y siempre tenemos algo que decir al otro». La comunicación es esencial siempre y en una relación de pareja lo es más, una pareja se fortalece con la comunicación, fuerte, real y constante siempre, hablar de que se siente desde dentro.

En consulta.

Y es que en consulta veo tantas situaciones de amores antiguos que vuelven y que permanecen, esa conexión que persiste a pesar de los años.

El poder vivir de nuevo esa relación , siendo conscientes que las personas cambiaron, remueve y la cabeza y alma quieren conectar con esa posibilidad, aprendiendo de los años, aprendiendo a comunicarse, conectando con emociones viejas y antiguas que hace que todo en el ser de la consultante se remueva.

Y se remueve más fuerte en relaciones donde la comunicación no es estable, no se habla de sentimientos, de emociones,… de compartir la vida, la rutina, pero también los miedos internos, las emociones, los bloqueos,… el enamorar diariamente.

Sea porque sea, esa conexión del alma, ese hilo que une un alma con otra es irrompible y resiste el paso del tiempo, los miedos, dudas,… permanece fuerte. Y en este último año hay muchos encuentros de ese estilo, ¿Casualidad? Seguro que no.

Feliz semana

 instagram

Cursos online entrando en este enlace

Pilar Ramírez


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: